El PSIB lleva al Parlament la Ley anti-desahucios

El PSIB defenderá este martes, en el pleno del Parlament Balear, la toma en consideración de la Ley de Insolvencia Singular, que puede dar una solución definitiva a los desahucios, un problema “que está más vivo que nunca”, ha explicado el diputado socialista Antoni Diéguez.

Diéguez ha expresado su confianza en que el PP “actúe de acuerdo con la Declaración Institucional que el Parlament Balear aprobó de forma unánime el pasado 28 de febrero de 2013”. En aquella declaración, el Parlament defendió que el pago de las deudas hipotecarias se pueda resolver con soluciones como la dación en pago, también de forma retroactiva, y se comprometió a apoyar las iniciativas y medidas para llegar a estas soluciones. “Esperamos que el PP dé mañana apoyo a la toma en consideración de esta proposición de ley, que va totalmente en la línea de la Declaración Institucional aprobada”, explicó Diéguez.

El diputado socialista ha opinado que “el problema de los desahucios está ahora más vivo que nunca”, después de que el Banco de España haya hecho públicas las cifras de desahucios de los primeros seis meses de 2013, que afectaron a 35.098 familias de todo el Estado. “Ahora ya no estamos hablando de estimaciones de asociaciones o plataformas, sino de cifras reales del Banco de España”, ha valorado Diéguez, en rueda de prensa.

El diputado socialista ha apuntado que “la crisis está durando demasiado tiempo y la situación aún puede ir a peor”. Diéguez ha recordado que iniciativas similares de rescate a las familias hipotecadas se han aprobado en otros países, como por ejemplo en Estados Unidos.

La Ley de Insolvencia Singular prevé tres posibles soluciones para las personas que no puedan seguir haciendo frente a las cuotas hipotecarias. La primera es la dación en pago y quedarse a vivir en la casa con un alquiler social, que nunca puede superar el 2% de la deuda ni una tercera parte de los ingresos familiares. La segunda opción es el rescate de la hipoteca de las familias que no puedan pagar por parte del SAREB (banco malo) o de una sociedad de gestión de activos creada ad hoc, en las mismas condiciones que son rescatados los activos tóxicos, vía juzgado de primera instancia. Esto implicaría que la hipoteca pase a ser propiedad de la SAREB sólo con el 54,2% del coste total, y la correspondiente reducción de las cuotas hipotecarias. Finalmente, las familias que sólo tengan una incapacidad transitoria de pagar las cuotas, podrían obtener, también vía judicial, una suspensión de hasta tres años en el pago de las cuotas. “Esta solución tiene coste cero para el Estado”, apuntó Diéguez.

Una vez aprobada esta ley en el Parlament Balear, se debe tramitar en las Cortes Generales.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.