El PSIB denuncia el abandono municipal de los barrios de Palma

El Grupo Municipal del PSIB-PSOE en Palma ha denunciado hoy, con una visita a las obras de la nueva remodelación del Paseo del Borne, el abandono en que el gobierno Isern ha condenado a los barrios de Palma. Según los socialistas, el gobierno Isern invierte de urgencia 200.000 euros en uno de los paseos mejor cuidados de la ciudad, con la orden de convertir el Born en “el hall de un hotel”, mientras niega sistemáticamente inversiones menores en el mantenimiento de las barriadas.

Así lo han explicado los concejales socialistas de distrito en una rueda de prensa en la que han puesto de manifiesto multitud de ejemplos de falta de inversión del gobierno municipal en el mantenimiento de las barriadas, desde pavimento, hasta iluminación y arbolado.

La concejal Virginia Abraham ha solicitado una comparecencia del concejal de Infraestuctures Andreu Garau en la comisión informativa municipal para pedir explicaciones sobre “las prioridades municipales de inversión y mantenimiento, así como para conocer los motivos que han suscitado la urgencia en el encargo de las obras de alumbrado, vialidad, mantenimiento de alcorques y fuentes, que se están realizando actualmente”.

“La respuesta a todas nuestras peticiones es que no hay dinero, así que llama la atención que por urgencia se puedan destinar 200.000 euros a unas obras que tal vez no eran prioritarias porque se trata de una de las zonas más cuidadas de Palma, por la afluencia turística”, explica Abraham.

Durante toda la legislatura, el PP ha rechazado una detrás de otra las propuestas de pequeñas mejoras presentadas por el grupo PSIB-PSOE en las diferentes juntas municipales de distrito. De las 134 propuestas registradas por los socialistas en las juntas de distrito a lo largo del año 2013, el gobierno Isern sólo aprobó 34, la mayoría de las cuales todavía no se han cumplido.
Ejemplos en todos los barrios

La concejal socialista Maribel González explica que “no hay dinero” fue la respuesta del gobierno Isern en la junta de distrito de Playa de Palma cuando se pidió la colocación de unas porterías de fútbol en Torre d’en Pau, a demanda de los vecinos, puesto que en la zona del Coll d’en Rebassa no hay ningún tipo de instalación deportiva.

El concejal Antonio Donaire cuenta el ejemplo de la Plaza Fleming, donde los desperfectos en el parque se mantienen sin reparar durante meses: agujeros en la zona infantil, puertas peligrosamente oxidadas en los vestuarios de la zona deportiva y numerosas deficiencias en el cierre metálico que se pueden convertir en un peligro para los muchos niños que juegan. “La Plaza Fleming es un claro ejemplo de la dejadez de las barriadas de Palma” apunta.

La concejal Begoña Sánchez ha ironizado sobre el “nuevo manual de estilo” que el Ayuntamiento de Palma aplica en la calle General Ricardo Ortega en el distrito de Levante, donde se han retirado 12 árboles y se han tapado con hormigón los alcorques en unas condiciones pésimas, lo que acentúa la dejadez municipal a los barrios.

“Una situación similar se vivió hace un año cuando el gobierno Isern se quiso gastar 500.000 euros en unos baños públicos, en un momento de recortes y falta de pequeñas inversiones de mejora y mantenimiento de la ciudad” recuerda el concejal socialista José Hila.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.