Los clubes consideran que la subida de la tasa de embarcaciones es el mayor varapalo de la última década

La Asociación de Clubes Náuticos de Baleares (ACNB) agradece la posición del Govern balear contra a la subida de más de un 100% en la tasa de embarcaciones recreativas, pero insta a las administraciones autonómica y central a definir y coordinar sus políticas en relación a la náutica, ya que “parecen no saber qué quieren”.

El incremento de la tasa de ayudas a la navegación (T0), que se pretende justificar por el uso que los navegantes hacen de las señales de los faros y de los servicios de salvamento marítimo, supone el mayor varapalo fiscal a la náutica de los últimos años y coloca a muchos puertos en una situación económica muy comprometida. Aunque se trata de una tasa cuyos sujetos son los propietarios de embarcaciones deportivas, la recaudación se realiza a través de los concesionarios de instalaciones deportivas, que ahora se enfrentan a la diatriba de aumentar el precio de los amarres o absorber la tasa en sus presupuestos.

La Junta Directiva de la ACNB, reunida esta tarde en el Club Nàutic Es Portitxol, considera que esta medida, adoptada sin consultar al sector ni mesurar sus consecuencias sobre la competitividad de la náutica española frente a sus principales competidoras, no casa con la consideración estratégica que los gobiernos español y balear dicen otorgar a la náutica de recreo. No se ayuda a un sector doblando el coste de una tasa y castigando a los concesionarios y propietarios de barcos.

Los clubes náuticos creen que ese supuesto apoyo se debe materializar en medidas que no sólo incentiven la llegada de grandes yates, que también, sino la conservación de la actual flota social y el acceso a la náutica de nuevos usuarios con embarcaciones de tamaños pequeño y mediano. La subida de la T0 es una noticia infinitamente más mala que buena lo fue en su día la exención del impuesto de matriculación para embarcaciones de charter de más de 15 metros. En este sentido, la ACNB asegura que “se ha dado un paso adelante y diez atrás”.

“Es preocupante que la sensibilidad por nuestro sector se visualice únicamente en los mandatarios de Baleares, a los que agradecemos su mucho su soporte, pero muchas de las cosas que nos afectan, como esta subida de la T0, las decide el Gobierno central. Confíamos en que el presidente Bauzá, que ya ha dicho que nos apoya, sea capaz de convencer a Puertos del Estado de que este no es el camino”, ha asegurado Rafael Palmer, gerente de la ACNB.

Los clubes náuticos de Baleares no creen que la inclusión del servicio de salvamento marítimo en la tasa de ayudas a la navegación esté justificada, puesto que “las actuaciones de rescate se cobran y están incluidas en un seguro”. Por otro lado, no comprenden que se obligue a financiar el mantenimiento de los faros a los navegantes al mismo tiempo que se habla de privatizarlos para usos turísticos. “El Gobierno ha optado otra vez por lo más fácil, que es buscar una excusa para subir escandalosamente una tasa (de 4 euros por metro cuadrado en 2012 a 9,12 euros en 2014) y aparcar sine die la reforma de una admisnistración mastodóntica”, ha añadido Palmer.

A juicio de la ACNB, la escalada fiscal en España es “insostenible”, hasta el punto de que “los turistas náuticos que nos visitan terminarán pagando más por impuestos que por los servicios que reciben”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.