Miles de personas se manifiestan en Palma a favor del aborto

Miles de personas -según los organizadores- ha recorrido las calles del centro de Palma bajo el lema ‘Ni sumisas ni devotas. Nosotras parimos, nosotras decidimos’ como acto de protesta al “retroceso brutal” que supone el anteproyecto de ley de reforma del aborto del Gobierno central.

El acto se ha desarrollado sin incidencias y con el objetivo de pedir la retirada del texto del Ministerio de Justicia, que recoge “las demandas de un sector conservador y ultracatólico”.

La manifestación ha partido sobre las 18.45 horas de la Estación Intermodal -hasta donde han llegado trenes con asistentes al acto de la part forana- y ha continuado por Plaza España, Olmos, Ramblas, calle Unión, Paseo del Borne, hasta concluir frente a Delegación del Gobierno.

La protesta ha sido convocada por la Plataforma en defensa al derecho al aborto, que está constituida por diferentes organizaciones feministas, entidades sociales, sindicatos y partidos políticos de izquierdas.

la portavoz de Feministes en Acció, Lourdes Martín ha censurado que el texto de la reforma actualmente en tramitación quita a las mujeres la “posibilidad de decidir” cuando “somos nosotras” las que deberían tener “la última decisión sobre nuestro cuerpo y sobre cuándo queremos ser o no madres”.

Asimismo, ha criticado que “se nos convierta veladamente en asesinas y consideren que estamos en contra de la vida”. “Si una mujer quiere abortar no lo puede hacer hasta que haya dos informes médicos de dos profesionales y centros diferentes que aseguren que el embarazo supone un riesgo psíquico para la madre y, si se realiza el aborto, se criminaliza al ginecólogo”, ha lamentado.

La portavoz de Feministes en Acció ha apuntado que la actual ley del aborto “no es ninguna panacea” y “se puede mejorar”, si bien “la ley de plazos es la que mejor puede ayudar a tomar una decisión”, ha opinado.

DENUNCIA DEL OBISPADO

Finalmente, en relación al hecho de que el Obispado de Mallorca haya presentado una denuncia después de que el pasado domingo, día 9 de febrero, un grupo de activistas irrumpiese en la misa que se celebraba en la parroquia de Sant Miquel de Palma, Martín ha explicado que se dan “este tipo de acciones” como respuesta “a una agresión continuada durante siglos que hace la Iglesia contra las mujeres, que nos tratan como objetos”.

“Cuando una jerarquía eclesiástica imponer su moral a un Estado laico, está continuamente insultando y reprimiendo e imponiendo su moral y forma de ser, hay este tipo de acciones y actuaciones”, ha declarado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.