Tres militantes de Arran detenidos por la irrupción en la iglesia de San Miguel

La Policía ha detenido a tres personas, dos adultos y un menor, como posibles responsables de la irrupción, el pasado sábado 9 de febrero, en la parroquia de Sant Miquel de Palma, en la que un grupo de manifestantes accedió al interior del templo e interrumpió la celebración eucarística.

En concreto, los detenidos, un hombre y una mujer de 23 y 24 años, respectivamente, y un menor de 17 años, han sido detenidos por ser los autores presuntamente de la interrupción de la eucaristía, según han informado fuentes policiales a Europa Press.

Así, a lo largo del día, los detenidos prestarán declaración para esclarecer su participación en estos hechos, recogidos como delito en los artículos 523 y 524 del Código Penal, que se refieren a la irrupción en un templo o lugar de culto para ofender los sentimientos religiosos, y a los que, con violencia, interrumpen las ceremonias o manifestaciones de confesiones religiosas.

Cabe recordar que el pasado viernes, el Obispado de Mallorca presentó una denuncia por los hechos ocurridos el pasado domingo, ya que dicha acción, según afirmaba el Obispado en un comunicado, “podría ser constitutiva de delito”.

Por último, las mismas fuentes han confirmado que estas detenciones se han producido en el marco de la investigación, que sigue abierta, para poder esclarecer todos los aspectos de este hecho y, por ello, han confirmado que “se sigue investigando”.

COMPARTIR

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.