La muerte de Nora no quedará sin castigo

Optimismo en el entorno de la joven fallecida para poder reabrir el caso

El abogado de la familia ya prepara un recurso de casación para conseguir la condena de ‘Otta’ y José Manuel Egea

Una de las espinas clavadas en el corazón de Paco y Teresa, los padres de la joven Nora Ayala, ha sido durante los últimos dos años y medio el saber que la muerte de su hija quedaría sin castigo. Que nadie pagaría expresa y concretamente por lo que ellos siempre han entendido como un homicidio. Sin embargo, el fallo hecho público este martes por la Audiencia Provincial de Palma les ha abierto una puerta a la esperanza.

‘En el presente procedimiento, no se enjuicia el fallecimiento de Nora (sin perjuicio de, en su caso, poder llegar a producirse en caso de reaperturarse el procedimiento a que dio lugar de hallarse nuevos elementos que permitan determinar a su autor, caso de existir) sino la prostitución ejercida por esta menor a consecuencia de la acción de los que resultan condenados por ello así como la entrega a la misma de drogas’. Este texto, extraído de la resolución del tribunal, junto al hecho de que los principales encausados vayan a pasar una larga temporada entre rejas, puede dar un giro a los acontecimientos, y reabrir el caso. Entiende el abogado de la familia, José Miguel García, que las víctimas podrán ahora expresarse con mayor libertad, sin el temor a represalias que, a su entender, marcó sus declaraciones en el juicio celebrado el pasado mes de noviembre.

Así pues, en breve podría presentarse una denuncia que contará con el apoyo del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional para abordar como un posible homicidio la trágica muerte de Nora.

Mientras, se trabaja ya en un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Paco Ayala admite ahora que las condenas no han resultado tan malas como le parecían en un principio. Sin embargo, quiere ver en prisión a José Manuel Egea y al conocido como ‘Otta’, dos de los absueltos por falta de pruebas concluyentes.

Opina el letrado de la familia que de la lectura de la sentencia se extraen motivos que permiten confiar, cuanto menos, en la aceptación por parte del Alto Tribunal de un recurso que presentarán de forma conjunta las familias de Nora y de Sara, la chica con discapacidad psíquica parcial que fue también víctima de los abusos por parte de algunos de los encausados, que han quedado ahora absueltos.

 

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.