Aina Calvo acusa a Isern de causar un daño irreparable a la imagen de la Policía Local de Palma

“Este es el caso Isern: descontrol, daño irreparable a la imagen de la Policía Local e incapacidad para asumir responsabilidades políticas” ha manifestado hoy la portavoz del PSIB-PSOE en el Ayuntamiento de Palma, Aina Calvo, ante la sucesión de despropósitos que está salpicando al cuerpo a raíz de la nefasta gestión que el gobierno municipal está realizando del caso de la manipulación a las oposiciones policiales. El Grupo Municipal Socialista reclamará la convocatoria de un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Palma para pedir explicaciones y exigir que se depuren responsabilidades.

“Cada día que pasa sin que el alcalde tome decisiones, le convierte en responsable máximo de esta situación” ha destacado, recordando que los socialistas consideran insostenible la continuidad del regidor de Seguridad Ciudadana, Guillermo Navarro, como responsable directo del descontrol y la mala imagen de la Policía Local, y por las mentiras reiteradas que ha dado como respuesta a la oposición cuando ha ejercido su tarea de control.

Según los socialistas, el descontrol evidenciado con las claves de acceso a la red informática de la policía, así como el uso de material corporativo por parte de los agentes imputados y suspendidos de empleo y sueldo, son un fiel reflejo de en qué manos políticas ha dejado el alcalde la gestión de la Policía Local. Además Navarro mintió en la comisión municipal Servicios a la Ciudadanía del pasado mes de diciembre cuando declaró que ya se le había comunicado a Vera la suspensión de empleo y sueldo, cosa que él mismo ha desmentido en la misma comisión dos meses más tarde.

Pero además, los hechos se agravan a medida que pasan las semanas, como lo demuestra hoy la denuncia del exintendente Vera contra su sucesor por unos hechos que tuvieron lugar cuando el actual intendente sólo respondía ante Vera, Navarro y el propio alcalde Isern. Una situación que sigue afectando la normalidad de la Policía Local.

“La falta de iniciativa política del alcalde, y su alejamiento de la incertidumbre que se vive en el seno de la Policía Local, no ayudan a la recuperación de una normalidad necesaria para ejercer una adecuada tarea en el servicio del ciudadano” denuncia Calvo.

Los socialistas pedirán en el pleno de este jueves que el Ayuntamiento de Palma lamente el descontrol en la gestión interna de los procedimientos policiales y que repruebe el descrédito y la falta de control en la gestión política por parte del equipo de gobierno, instando el regidor de Seguridad Ciudadana, Guillermo Navarro, a presentar su dimisión.

Hay que recordar que Navarro explicó la semana pasada en la comisión municipal de Servicios a la Ciudadanía, que el Ayuntamiento de Palma todavía no ha podido notificar la suspensión de ocupación y sueldo al intendente Antonio Vera, imputado por la presunta manipulación de oposiciones a la Policía Local, porque se encuentra en situación de baja laboral. Una respuesta que contradice lo que dijo el mismo regidor el pasado mes de diciembre a la misma comisión, cuando aseguró que esta medida cautelar se aplicó inmediatamente.

Vera está imputado desde el pasado mes de octubre por la presunta filtración de las respuestas de una oposiciones a la Policía Local de Palma.

COMPARTIR

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.