ME Ibiza, lujo a 30.000 euros por persona

ME Ibiza ya calienta motores con el propósito de convertirse a partir de este verano en el nuevo hotel de moda y sofisticación de la isla. Para ello, ha diseñado exclusivos paquetes que elevan los privilegios del cliente al máximo nivel: ofrece vuelo a Ibiza en jet privado desde ciudades como Londres, Paris, Franckfurt o Dubai y la experiencia de alojamiento y diversión más lujosa de la isla. Además, para estos clientes VIP, ME Ibiza pondrá a su disposición un yate privado para desplazarse hasta Formentera, donde disfrutarán de una exclusiva terraza que el hotel tendrá en la isla vecina. El paquete, que se completa con otros privilegios en el spa del hotel y en Nikki Beach, estará disponible a partir de 30.000€ por persona.

Con esta innovadora propuesta, el nuevo ME Ibiza y el exclusivo Nikki Beach Club, que fue inaugurado el año pasado en el entorno del hotel, unen fuerzas para convertirse en epicentro social de la jet-set local e internacional, un paraíso para el placer dirigido a los viajeros y clubbers más exigentes que buscan tanto relajarse como divertirse. ME Ibiza ofrecerá una experiencia pura de estilo de vida y glamour como ningún otro hotel en la isla.

ME by Meliá, el portfolio de hoteles más trendy de la compañía Meliá Hotels International, está preparando el inminente lanzamiento de sus dos primeros establecimientos en el Mediterráneo: ME Mallorca y ME Ibiza. Ambos han sido concebidos como un refugio de sofisticación junto a la playa en un entorno casual chic, con una lujosa colección de habitaciones y suites dirigidas a un perfil de viajero contemporáneo y seguidor de tendencias. Para los que no quieren perder la oportunidad de conocer ambos hoteles, podrán elegir el paquete “ME Summer”, que ofrece una experiencia combinada de 3 días en Mallorca y 4 días en Ibiza, con vuelo incluido, vehículo con chófer para desplazarse por las islas e incluso servicio de personal shopper.

ME Ibiza es el resultado de la completa renovación del antiguo hotel S’Argamassa, situado en la bahía de Santa Eulalia. A partir del mes de mayo, abrirá sus puertas luciendo un diseño diáfano, con interiores modernos y minimalistas de estilo ibicenco, fruto del trabajo del arquitecto Álvaro Sans. Para convertir ME Ibiza en la nueva perla de la isla, este verano se habrán invertido en torno a 14 millones de euros en la reforma. Según el director del hotel, Alessandro Missani, “No podría comparar el ME Ibiza con ningún otro hotel de la isla, pues lo reúne todo: naturaleza idílica, diseño espectacular y una combinación de energía, estilo y glamour, muy por encima de los hoteles para el segmento de clubbers que han proliferado en Ibiza”. El nuevo ME Ibiza dispondrá de 246 habitaciones, incluyendo 77 ME+ Suites, algunas con Jacuzzi y piscina privada y, como en todos los hoteles ME by Meliá, la ultra lujosa Suite ME. Todas las habitaciones tienen baño con ducha de lluvia y exclusivas ammenities de la marca orgánica Apivita, así como confortables camas y equipamiento tecnológico de última generación.

Además, ME Ibiza también tendrá dos piscinas (una en la azotea) con servicio de pool concierge y rodeadas por camas balinesas, un centro de fitness y un Skinc spa en el ático con vistas 360º donde los clientes pueden revitalizarse con masajes, tratamientos faciales y otros rituales de belleza. La terraza superior con vistas al mar contará con un restaurante y coctelería, un destino en sí mismo donde poder degustar deliciosa cocina internacional y disfrutar de la mejor música.

Por último, ME Ibiza se completa con Nikki Beach, un lujoso club de playa internacional con un intenso calendario de actividades. La experiencia del club de playa diurno se nutre de la mejor gastronomía, champán, DJs y espectáculos en vivo desde el mediodía hasta el anochecer.

El proyecto para reconvertir el antiguo hotel en un cinco estrellas de segmento lifestyle ha sido posible gracias a la colaboración de la Compañía con el ayuntamiento de Santa Eulalia, por el interés del municipio en la mejora de la calidad del turismo y de la oferta hotelera. Asimismo, Meliá cedió como espacio público el terreno que rodea al acueducto romano y demolió un edificio anexo al hotel, mejorando así la sostenibilidad y accesibilidad del patrimonio histórico lindante con el hotel.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.