“Un día que cambiará nuestro comercio”

Aún a riesgo de adelantar acontecimientos, el próximo miércoles 5 de marzo será recordado como el día en el que se decidió el futuro de nuestro sector y de buena parte de los 20.000 empresarios del comercio de proximidad de les Illes Balears.

En este día está previsto que el Govern nos presente la nueva Ley de Comercio que han elaborado y dé una respuesta definitiva a la pretensión del alcalde de Marratxí, Tomeu Oliver, de que todo el municipio sea Zona de Gran Afluencia Turística, lo que permitiría la liberalización total de las grandes superficies.

Mientras que de la nueva Ley de Comercio de momento no se puede decir nada,  el ZGAT de Marratxí supondría, sin margen de duda, un daño atroz e irreparable a nuestro comercio es muy alto.

Y es que, frente a la peregrina e incluso desinformada postura del equipo de gobierno de Tomeu Oliver, desde PIMECO presentamos la pasada semana un escrito que nadie ha tenido el valor de rebatir, pues lo cierto es que las conclusiones dejan poco margen para la duda: Tal como demuestran los datos de la Seguridad Social, las políticas pro grandes superficies de Marratxí no sólo no han incrementado el empleo, sino que además han continuado la senda de destrucción de empresas autóctonas que de verdad daban trabajo a sus vecinos.

Y ante esta realidad, el señor Oliver puede repetir hasta la saciedad que los turistas reclaman ir en domingo a grandes comercios de bricolaje para comprar mangueras y abono, que el futuro de la Fira de la Fang depende de que las grandes superficies estén operativas todos los días del año, o que gracias al ZGAT los bares y panaderías podrán abrir en domingo (de hecho, ya pueden). Pero lo que nunca podrá negar el alcalde es que el ZGAT continuará con la ruina de los comerciantes de Marratxí y de los comerciantes de toda Mallorca.

Ruina que nos ha regalado el señor Oliver, y que en estos momentos sólo puede corregir el conseller de Economía.

Bernat Coll

Presidente de PIMECO

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.