MÉS denuncia la estafa que supone gastar 470.000 euros cada mes en el Palacio de Congresos de Palma

MÉS per Palma pide responsabilidad al Govern y al Ayuntamiento de Palma para detener la gestión nefasta, fracasada y ruinosa de la construcción y gestión del Palacio de Congresos de Palma. El portavoz de los ecosobiranistes de Ciutat, Antoni Verger, afirma que ya es más urgente que nunca tomar una decisión para detener la sangría de dinero público, analizando seriamente todas las alternativas sobre la mesa, incluida la del desmontaje.

“El desastre ahora ya es total: tenemos las obras paradas, y una infraestructura a medias que se está degradando, que se está convirtiendo en una ruina total.” Antoni Verger recuerda que el propio alcalde Mateu Isern asumió el compromiso de retomar las obras en septiembre de 2013, en octubre aseguró que las obras volverían a comenzar en enero de 2014. “Ya estamos en marzo, 6 meses después de la fecha prevista para reiniciar las obras, y todo sigue parado y en proceso de degradación (acero oxidado, elementos rotos, etc.). Esta degradación de los materiales supondrá que los costes de seguir las obras todavía se incrementen mucho más”, afirma Verger.

“El Palacio de Congresos es el símbolo perfecto de la gestión ruinosa del PP: una obra faraónica que genera un gasto público enorme y que no corresponde a una justificación ni beneficio del interés público y general”, afirma el portavoz ecosobiranista. Verger recuerda que, a pesar de estar las obras paradas, el Palau cuesta 470.000 euros mensuales desde junio de 2012, en concepto de alquiler de maquinaria, seguridad e indemnizaciones varias pactadas con la constructora.

Las cifras son claras: el coste final de la obra será como mínimo de 135 millones de euros (120 millones del coste final de la obra, 9,4 millones de gastos durante la paralización y 5 millones aproximadamente de los materiales degradados) . “Muy por encima de la cifra de 110 millones inicialmente prevista. Todos estos dinero les pagaremos íntegramente los ciudadanos de estas islas. Una auténtica estafa”, Verger recuerda que Govern y Ayuntamiento asumen el coste al 50%.

Las obras paradas generan un coste de 470.000 euros. “Y teniendo en cuenta que están paradas desde junio de 2012, durante 20 meses, esto significa que se han tirado a la basura más de 9.400.000 de euros”, añade Verger.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.