Los comercios de ropa de Mallorca cierran “el peor febrero de la crisis económica”

El comercio mallorquín del ramo de la moda, el calzado y los complementos ha dado al pasado mes de febrero una nota global (ventas realizadas y afluencia de clientes) de 3,7 sobre 10, lo que sitúa al mes analizado como el peor febrero de la crisis económica, según apunta el último barómetro de PIMECO.
En su informe, la patronal constata la progresiva caída que ha sufrido la confianza de los comerciantes durante el último lustro, destacando que el mes de febrero de 2013 obtuvo una nota media de 3,8, mientras que la puntuación de febrero de 2012 fue de 3,9 y la del mismo mes de 2011 y del 2010 fue de 4. Paralelamente, febrero de 2009 alcanzó una nota de 4,4, y febrero de 2008 de 5,5.

La patronal también señala que el mes analizado ha sido el peor valorado desde marzo de 2013 (3,6 sobre 10), situándose a 9 décimas por debajo del mes de enero precedente (4,6) y a un punto por debajo del promedio del último año (4,7).

Por lo que se refiere a la percepción de ventas del mes de febrero, tan sólo el 6 por ciento de los comerciantes encuestados afirma haber mejorado las ventas que registró durante el mismo mes de 2013, frente a un 32 por ciento que mantuvo sus ventas y un 62 por ciento que sufrió una caída en su volumen de negocio.

En comparación a enero de este año, el porcentaje de comerciantes que en febrero vio descender sus ventas fue del 70 por ciento, mientras que una cuarta parte de los encuestados logró vender lo mismo y un escaso 5 por ciento disfrutó de mejores ventas.

La patronal destaca la semejanza de los resultados entre Palma y el resto de la isla, ya que las ventas de febrero frente a enero empeoraron para el 68 por ciento de los comercios de la capital balear y para el 72 por ciento de los del resto de la isla. A su vez, un 6 por ciento de los comerciantes de Palma y un 4 por ciento del resto de Mallorca afirman haber vendido más.

Rebajas y temporada baja

Para PIMECO, la “alarmante caída” que presenta el mes de febrero coincide con el mal resultado de las rebajas liberalizadas que, tal como indicaba la patronal en su ‘Informe final de la campaña de rebajas de invierno de 2014’, han defraudado las expectativas de venta del 77 por ciento de los comerciantes minoristas del sector textil de Mallorca.

Ante estos resultados, la patronal teme que el comercio minorista de la isla esté ante un “muy complicado” final de temporada baja, sufriendo a su vez el final de la racha de mejora interanual de las ventas de la que se disfrutaba desde abril de 2013.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.