Publicidad subliminal en las primarias

Ya están montadas las barricadas socialistas, con los avalistas más cercanos a Armengol prometiendo diez votantes por cabeza y los más unidos a Calvo movilizando a las asociaciones de vecinos de Palma. Todo es lícito. Incluso estrategias sorprendentes como colar frames subliminales en vídeos de campaña

 

 

Las primarias valencianas han dejado un regusto dulce en la dirección del PSIB. “Por varios motivos”, dice un cargo regional. Los enumera: ha habido una alta participación, ha ganado el aparato y se ha demostrado la eficacia de las primarias abiertas.

 

Por partes. Primera reflexión. Todo el mundo resalta la alta participación valenciana, unos cuarenta mil votantes. Sería como si el domingo 6 de abril acudieran a las urnas unos diez mil baleares, es decir, ocho mil electores de fuera del partido. No sería difícil si se cumplen las expectativas de las candidatas Armengol y Calvo. A los dos mil militantes movilizados, se suman otros tantos simpatizantes activos. Y a ellos se añadirán aquellos que cada uno sepa sacar de casa y apoquinar los dos euros de entrada a la fiesta de la democracia socialista. Cuentan en la sede del PSIB que el centenar de avalistas de Armengol que se fotografiaron con ella la semana pasada “se ha comprometido a llevar a votar cada uno a diez personas”. Mil más para el bote, entonces. “Quienes se piensan que Francina no va a sacar también muchos votos externos al partido, se van a llevar una sorpresa”.

 

Segunda reflexión. Ha ganado el aparato. Quien llegaba como secretario general sale como candidato a la Presidencia de la Generalitat Valenciana. Había un runrún en la calle Miracle de que tradicionalmente los candidatos oficialistas del PSOE se la pegan en las primarias cerradas, con lo que no te digo ya en las abiertas. La victoria de Ximo Puig disipa dudas, según los seguidores de Armengol. Me cuenta un socialista valenciano que Puig “controla demasiado el PSPV para que la gente arriesgue por otra vía cuando por fin tenemos opciones de ganar después de dos décadas de PP”. Me recuerda a esas palabras que una militante del PSIB me soltó hace un mes en Palma: “la mayoría votará a Francina. ¿Quién hará las listas? ¿Quién decidirá los puestos de salida para el Parlament? ¿Aina Calvo? No. Lo hará el Consell Politic. ¿Quién lo controla? La secretaria general, que pase lo que pase seguirá siendo Armengol”.

 

Tercera reflexión. La eficacia de las primarias, puesta en duda en muchas comunidades del PSOE, había colocado a la dirección balear en una posición incómoda ante regiones como la poderosa Andalucía, cuya dirigente Susana Díaz siempre ha recelado de este sistema por las injerencias de gente contraria al partido que puede conllevar. El éxito de la Comunitat Valenciana, donde el proceso se ha desarrollado sin conflictos, hace que en Ferraz vean con otros ojos a quienes hace semanas defendían las primarias abiertas contra viento y marea: Puig, Armengol y Navarro, principalmente. “Francina se reafirma en Madrid”.

 

Mientras, ambas candidaturas van haciendo campaña a tres semanas de que oficialmente comience la campaña. Calvo se hacía la foto de familia con sus correligionarios en el salón de actos de la ONCE al mismo tiempo que el equipo de Armengol lanzaba un segundo vídeo en Youtube sobre los motivos por los que se presenta. Puestos a que es difícil ofrecer propuestas cuando eso lo marcará la Conferencia Política del PSIB después de las primarias, las candidatas se están centrando en la forma. El vídeo de la ex presidenta del Consell de Mallorca se resume en los tres primeros segundos donde solo se aprecia la risa de la candidata y en los últimos tres donde aparece un inquietante frame, de esos que no te das cuenta, pero sabes que algo ha pasado. En el corte en cuestión aparece el hashtag de la candidatura #AmbFrancinaPodem. Hace décadas se hicieron experimentos en el cine con fragmentos así en los que se leía ‘Beba Coca Cola’. La gente salía y lo primero que hacía era comprarse el refresco. Quizá el núcleo duro de Armengol, formado por Cosme Bonet, Mercedes Garrido y Pere Joan Pons (no, Vicenç Thomàs no está en esas reuniones de campaña), busca que la gente salga corriendo a pedir una papeleta de la inquera. Minuto 1:48. A ver, que es lícito, el producto que vende ‘ese curioso fragmento de vídeo’ y los otros dos minutos son el mismo: Francina Armengol, pero no estamos acostumbrados a estas estrategias en la política regional. Eso de colar el lema en un parpadeo… En fin, al menos no han debido gastar en el vídeo nada de los 600 euros que el partido ha dado a cada candidato.

 

Cuentan en el Govern que las encuestas internas del PP tienen preocupado al equipo de Bauzá. El ‘defensam lo nostro’ no termina de cuajar en la Part Forana, por mucho que pongan sobrasadas en escenarios de Campos o reciten glosas en mitines de Sa Pobla. Un ejemplo es que el president anuncia su presencia a pocas horas de llegar para evitar incidentes. Otro, que siempre le rodeen los mismos en estos actos: Biel Company, Jeroni Salom, Toni Gómez,… Los conservadores pierden la mayoría absoluta en casi todos los feudos y ya hay quien está mirando a las europeas como una reválida. “Históricamente no valen para saber cómo van a ser las regionales”, dice un barón popular. Cierto. Como también lo es que las de Bruselas son cada cinco años y las del Consolat cada cuatro, y en esta ocasión van a tener solo un año de diferencia. Poco tiempo si el PSOE recorta tanto, como dicen esos muestreos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.