El gasto familiar medio en Baleares se derrumba un 23% en seis años

Sigue sin ser el mejor momento para muchas familias en España. Según la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE), un 17% de los hogares españoles manifestó llegar a fin de mes con mucha dificultad en 2013 y otro 9% también reconoce que se está retrasando a la hora de realizar pagos relacionados con la vivienda principal. La crisis golpea con fuerza desde su inicio: dos de cada cinco familias no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos y menos aún, para irse de vacaciones fuera de su casa una semana al año. Lo peor: estos datos no han dejado de agravarse desde hace tres años.

Ante esta situación, EROSKI CONSUMER ha querido indagar cuánto y cómo gastan las familias españolas, así como la evolución de su gasto familiar desde 2006 a 2012, un periodo fundamental que transcurre por la difícil crisis económica. También se han analizado los datos comunidad por comunidad. Toda esta información se ha obtenido a partir de la Encuesta de Presupuestos Familiares que año a año publica el INE.

En las Islas Baleares, el gasto medio por hogar en 2012 ascendió a 28.459 euros, un 1% por encima de la media nacional (28.151 euros). Da vértigo echar la vista atrás porque se observa una caída libre desde 2007, año en el que se superaron los 35.000 euros de media. En seis años (desde 2006 hasta 2012), la contracción ha sido del 11%, una situación que se agrava si se elimina el impacto del IPC anual. En ese caso, el gasto familiar en territorio balear se derrumba un 23%.

Si se lanza una mirada hacía el resto de comunidades autónomas, los extremos se encuentran, por un lado, en Madrid, País Vasco y Navarra (donde los hogares realizan un gasto medio por encima de los 30.000 euros) y por el otro, en Canarias y Extremadura (allí no alcanzan los 23.000 euros de media).

Mayor gasto: en vivienda

Y ¿en qué se va el dinero? Sobre todo en el mantenimiento y la conservación de la vivienda, así como en otros gastos como la luz o la electricidad. El hogar y todo lo que le rodea es el que más dinero se lleva del presupuesto anual de las familias baleares, en torno a los 11.240 euros de media.

En segundo lugar, se encuentran las necesidades básicas como la alimentación y bebidas no alcohólicas, los artículos de vestir y calzado, y la salud. En esta partida, los hogares baleares gastan una media de 5.550 euros. En tercer lugar, están otras necesidades como la enseñanza, los transportes y las comunicaciones se llevan una media de 4.950 euros y, por último el ocio (hostelería, espectáculos y cultura, y bebidas alcohólicas) supusieron 4.370 euros del gasto total de las familias.

Seis años y una crisis

En seis años, desde 2006 hasta 2012, la radiografía del gasto familiar en las Islas Baleares ha cambiado mucho. A pesar de las dificultades económicas que ha traído consigo la crisis, la partida que más ha aumentado en el transcurso de este periodo ha sido el gasto en enseñanza (un 17%) y en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, un 19%. Y es que mantener y conservar una vivienda supone acometer importantes desembolsos influenciados por las continuas inflaciones: hipotecas o alquileres, impuestos ligados a la vivienda (IBI, limpieza, basuras, alcantarillado, etc.), gastos corrientes de luz, agua y calefacción; reparaciones y un largo etcétera.

Por el contrario, las familias baleares han disminuido su gasto especialmente, en hostelería (hoteles, cafés y restaurantes, un 36%); en ocio, espectáculos y cultura (un 35%) y en artículos de vestir y calzado (un 32%).

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.