El Parlamento Europeo amplía los derechos de los viajeros que contraten paquetes vacacionales

La Eurocámara ha aprobado este miércoles la directiva sobre paquetes vacacionales que dota de mayor protección a los ciudadanos afectados por la quiebra de aerolíneas, agencias de viajes o turoperadores, les protege ante los incrementos de precios y cambios de hora de los vuelos y especifica sus derechos frente a circunstancias imprevistas. La última regulación europea sobre esta materia databa de 1990.

La directiva tiene como objetivo actualizar y adaptar los derechos de los turistas a la evolución que el sector ha sufrido en los últimos años, con Internet, los paquetes vacacionales y las compañías aéreas de bajo coste como actores protagonistas del actual mercado de viajes.

Así, el texto amplía la definición de paquetes vacacionales – aquellos que se componen de varios elementos como vuelos, alojamiento, alquiler de coche…- y protege a los consumidores de los posibles problemas que se puedan producir durante el viaje. Los diputados han recordado la importancia de que los consumidores sean explícitamente informados si, efectivamente, han contratado un paquete de vacaciones, a fin de que sus derechos sean reconocidos en virtud de la presente directiva.

Algunos de los asuntos que se ven regulados por el texto aprobado son:

· Viajeros: serán repatriados, sin costes adicionales, si su agencia quiebra mientras están de vacaciones. No obstante, y siempre que sea posible, deben tener la opción de continuar su viaje.

· Las aerolíneas o turoperadores solo podrán modificar los horarios de vuelo un máximo de tres horas una vez que la venta está realizada.

· Precios: tras efectuarse la venta del viaje, sólo podrán aumentarse en casos especiales, como incrementos en los precios del combustible o de impuestos. Si el precio se eleva en más de un 8% (la propuesta de la Comisión Europea establecía un 10%), el consumidor tendrá derecho a que se le ofrezca otro viaje o, bien, al reembolso del precio del mismo.

· Además, en el caso de que durante el viaje se produzcan circunstancias “inevitables y extraordinarias”, como una catástrofe natural o un ataque terrorista, el consumidor tendrá derecho a desistir del mismo sin tener que abonar coste alguno.

· Asimismo, el organizador del viaje debe preocuparse de que el viajero, si no puede regresar a casa a tiempo debido a circunstancias “inevitables” o “imprevistas”, se aloje en un establecimiento similar al reservado originalmente o, como alternativa, debe compensar al viajero hasta un máximo de 5 noches con un máximo de 125 € por noche si el organizador no puede realizar una reserva por su cuenta (la propuesta realizada por la Comisión contemplaba 3 noches con 100 € como máximo por noche).

Próximos pasos

Tras su aprobación por 610 votos a favor, 58 en contra y 13 abstenciones, el nuevo Parlamento Europeo surgido tras las elecciones del 22 al 25 de Mayo tendrá el mandato de negociar con los Estados Miembros su aprobación definitiva.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.