La Policía Nacional indaga en el entorno de la menor fallecida

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía se han personado este miércoles en el colegio Madre Alberta a fin de poder hablar con amigas, compañeras y profesoras de la joven fallecida ayer tras lanzarse el pasado lunes de un quinto piso en la calle Juan Gris de Palma.

La Policía pretende saber algo más respecto a los motivos que condujeron a la menor a vivir un infierno durante las últimas semanas de su vida. No en vano, la chica de trece años dejó una nota dirigida a su familia en la que les exponía brevemente la situación de angustia por la que atravesaba debido al ‘bullying’ que, según todos los indicios, venía sufriendo en el colegio.

Estudiante de Segundo de ESO, la joven de origen colombiano se lanzó presuntamente al vació la tarde del pasado lunes desde el quinto piso del domicilio en el que vivía junto a su madre y hermanos. Sus problemas no eran desconocidos por gran parte del entorno, aunque no ha trascendido que existiera ningún tipo de denuncia al respecto. Por eso, las Fuerzas de Seguridad del Estado tratan ahora de investigar las causas que pudieron provocar el fatal desenlace.

Aunque la chica no falleció en el acto, sí estuvo en muerte cerebral durante horas en la UCI del Hospital de Son Espases donde había sido ingresada. Finalmente, ayer tarde no pudo superar la gravedad de las heridas producidas y acabaría falleciendo.

El Colegio Madre Alberta ha vivido este miércoles un día cargado de tensión y de rabia contenida por una muerte aparentemente evitable, que ha llenado de dolor toda la comunidad educativa del centro. Padres y alumnos del centro se cuestionan ahora sobre qué pudo suceder para que nadie diese la voz de alarma sobre el ‘bullying’ que, aparentemente, estaba sufriendo la menor y que ha finalizado con su terrible pérdida.

 

 

 

 

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.