La World Wide Web cumple 25 años

En el  25 aniversario de la World Wide Web (www o simplemente web) Tim Berners-Lee, el inventor de la web reflexiona sobre el pasado, presente y futuro del Internet y nos alienta a luchar para mantenerlo libre y abierto.

Hoy es el cumpleaños número 25 de la web. El 12 de marzo de 1989 distribuí una propuesta para mejorar el flujo de información: “una ‘red’ de notas con enlaces entre ellas”.

Debido a que el CERN, como laboratorio de física, no podía justificar un proyecto de software general como ese, mi jefe, Mike Sendall, me permitió trabajar en él de manera paralela. En 1990 codifiqué mi primer navegador y editor. En 1993, después de mucha insistencia, el CERN declaró que la tecnología de WWW estaría disponible para todos, sin pagar regalías, para siempre.

Esta decisión permitió que decenas de miles de personas empezaran a trabajar en conjunto para construir la web. Actualmente, alrededor del 40 por ciento estamos conectados y creando cosas en línea. La web ha generado un valor económico de billones de dólares, transformado la educación y la entrega de servicios de salud, y ha activado muchos nuevos movimientos de democracia alrededor del mundo. Y apenas estamos comenzando.

¿Cómo sucedió todo esto? Por diseño, la WWW y el Internet sobre el cuál funciona, no son jerárquicos, son descentralizados y radicalmente abiertos. La web puede ser utilizada con cualquier tipo de información, en cualquier dispositivo, con cualquier software y en cualquier idioma. Pueden enlazar a cualquier fragmento de información. No tienen que pedir permiso. Lo que ustedes crean está limitado sólo por su imaginación.

Así que hoy es un día para celebrar, pero también es una ocasión para pensar, hablar y tomar acción. Se avecinan decisiones clave sobre la gobernabilidad y el futuro del Internet. ¿Cómo podemos asegurarnos de que el otro 60 por ciento de la gente que no está conectada alrededor del mundo pueda estarlo lo antes posible? ¿Cómo podemos asegurarnos de que la web cuente con el soporte para todos los idiomas y culturas, y no sólo para las dominantes? ¿Cómo podemos construir un consenso en torno a los estándares abiertos para vincular la llegada del “Internet de las cosas”? ¿Vamos a permitir que otros empaqueten y limiten nuestra experiencia en línea o vamos a proteger la magia de la web abierta y el poder que nos otorga de decir, descubrir y crear cualquier cosa? ¿Cómo podemos construir sistemas de control y equilibrio que hagan que los grupos que espían en la red rindan cuentas a la gente? Estas son algunas de mis preguntas, ¿cuáles son las suyas?

Con motivo del 25 aniversario de la web, les pido que se unan y nos ayuden a imaginar y construir los futuros estándares de la web, y a presionar para que cada país desarrolle un proyecto de ley sobre los derechos digitales que promueva una web libre y abierta para todos. Para más información visiten el sitio webat25.org y levanten la voz a favor de la web que realmente queremos utilizando la etiqueta #web25.

Tim Berners-Lee, Inventor de la World Wide Web 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.