Los docentes denuncian que la Conselleria amenaza a los jefes de departamento dimitidos

Desde la Assemblea de Docents denuncian “la última campaña de la Consellería de Educación para intentar extender el miedo y la inseguridad sobre los docentes, esta vez sobre los jefes de departamento de secundaria que han presentado la dimisión o que se están planteando hacerlo”.

La Assemblea de Docents denuncia que el Secretario Autonómico de Educación, Guillem Estarellas, ha ordenado a los inspectores que revisen una por una todas las cartas de dimisión de los jefes de departamento y las posibles respuestas que hayan podido dar los directores, dando a entender que estas dimisiones han sido irregulares y que se podría actuar en consecuencia. Ante este hecho, la Assemblea ha enviado a todos los centros unas instrucciones al respecto, elaboradas por la comisión jurídica, con la voluntad de contrarrestar con información rigurosa la incertidumbre intencionadamente buscada que este hecho ha generado. Resolviendo las dudas legales que pudieran haber se generado, asegurando la tranquilidad de los compañeros y compañeras que consecuentemente y con firmeza han dimitido y los directores que han recibido y gestionado estas dimisiones. La información también tiene valor para el cuerpo de inspectores, cuerpo que también está sufriendo el maltrato de sus superiores y al que la conselleria aspira a transformar en una partida de comisarios políticos, alejándolo de sus funciones.

Si la intención de la Conselleria de Educación es acusar a las personas que han dimitido por las causas de su dimisión, vuelve a dar muestras de su desconocimiento de la ley y del gobierno de los centros educativos, pues según el artículo 48 del ROC, para presentar una dimisión sólo se exige presentar una “motivación” y no hace ninguna referencia a los motivos de ésta, argumentan los docentes.

Las últimas dimisiones de jefes de departamento forman parte de una campaña con la que desde la Assemblea de Docents quieren poner de manifiesto el rechazo hacia “la poca calidad humana y la nefasta calidad pedagógica con la que la Conselleria está conduciendo la educación de nuestras Islas”. En estos dos últimos meses, desde el último expediente disciplinario, ha habido 131 dimisiones de jefes de departamento (sin contar las sesenta dimisiones efectuadas con anterioridad), repartidas en 21 centros. Unas dimisiones que no pretenden en ningún caso promover dejadez de funciones y que al contrario de lo que ha manifestado varias veces la Consellera, preocupan mucho a una Conselleria que cada vez que carece de argumentos recurre a la vía represiva.

Los docentes manifestan estar en su derecho como trabajadores de expresar su discrepancia respecto el “desgobierno y la inseguridad a la que nos han conducido. También opinamos que el señor Estarellas debería saber que una pieza fundamental de toda sociedad democrática es la aceptación de la discrepancia sin tener que recurrir a la coacción y el miedo para contrarrestar la fuerza de nuestros argumentos”.

Por último, desde la Assemblea de Docents hacen público que si la Conselleria de Educación actuára por vía sancionadora y sin cobertura normativa, como sería el caso, además de la denuncia pública “nos plantearíamos presentar acciones penales”.

1 Comentario

  1. Yo denuncio que los docentes amenazan a padres y niños si no apoyan la dictadura NAZIonalista catalanista que se han sacado de la manga. Denuncio al club de Nazis STEI y compañia, denuncio que usen horas lectivas, para imponer su NAZIonalismo a menores de edad.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.