Nace Live Aboard como referente y sello de exclusividad de los clubes de navegación

Live Aboard Club es una nueva empresa mallorquina que irrumpe en el mercado de la náutica para convertirse en referente y sello de exclusividad de los clubes de navegación, ofreciendo a sus socios la posibilidad de disfrutar de la experiencia de navegación más libre, lujosa y confortable que jamás hubiera podido imaginar.

La firma se presentará al gran público en la próxima edición de la Fira de la Sípia de Alcudia y en el XXXI Salón Internacional Náutico de Palma para demostrar que nunca fue más fácil disfrutar de la experiencia de navegar por el Mediterráneo a bordo de un velero de alta gama y sin necesidad de adquirir los compromisos que conlleva tener una embarcación en propiedad.

Diseñado para los amantes del mar en general y especialmente para residentes y personas que pasan largas temporadas en la Isla, este selecto club eleva la filosofía de los clubes de navegación a un nivel superior para ofrecer a sus socios la oportunidad de navegar durante todo el año con mayor libertad, ajenos a las obligaciones que conlleva la adquisición de una embarcación: búsqueda y pago de amarre; abono de tasas e impuestos; seguro; limpieza y mantenimiento, por citar algunos ejemplos.

El socio de Live Aboard Club sólo tiene que decidir si quiere disfrutar su tiempo de ocio a bordo de un velero y reservar las fechas en las que saldrá a navegar. Con el único compromiso del pago de una cuota, que además puede compartir con amigos y familiares, el asociado puede reservar la embarcación que elija 42 u 84 días, según sus intereses. Estos días se distribuyen en periodos bimestrales, de manera proporcionada, garantizando la navegación durante todo el año, sin que ello le impida poder disfrutar de días adicionales de navegación en las promociones `last minute`.

Sin más ataduras ni compromisos, desde 584 euros al mes y un pago inicial anual de 9.900 euros, el socio del club puede navegar en un barco de alta gama y disfrutar de su tiempo de ocio, olvidándose de cualquier tipo de logística y mantenimiento relacionados con la embarcación. Este importe es similar al coste anual de un amarre para un barco de las características que ofrece Live Aboard Club. Transcurrido un año, el socio puede rescindir su contrato con el club o renovar su condición de asociado. Entonces sólo tendrá que decidir en qué fechas volverá a zarpar.

Lujo y confort

Si bien es cierto que la idea de un club de navegación no es nueva, la flota de Live Aboard Club marca la diferencia con respecto al resto de competidores ya que está integrada por barcos a vela de gama superior, tanto en tamaño como en prestación, equipados con todo lujo de detalles que hacen posible la vida a bordo y garantizan una navegación confortable. Las embarcaciones pertenecen a la última generación de barcos que la firma Beneteau ha puesto en el mercado para vivir el espectáculo del mar: Oceanis 45, Oceanis 48 y Sense 50.

Otro factor clave e innovador que diferencia a este club de navegación mallorquín es su programa de servicios excelentes adicional, así como un trato y atención personalizados. El equipo de profesionales de Live Aboard Club brinda toda la ayuda a sus socios en la planificación y en la logística de las rutas marítimas que desee realizar, reservándole amarres y fondeos, y despejando cualquier duda. Además, le ofrece la posibilidad de contratar servicios de limpieza de cubierta e interiores en el puerto donde se halle amarrado, servicio de provisión, servicio de tintorería y, en general, cualquier imprescindible que contribuya a hacer más confortable la navegación de sus socios y les permita aprovechar y disfrutar al máximo su tiempo de ocio.

Mientras otros segmentos se hallan inmersos en la búsqueda de fórmulas que permitan su reconversión, el mundo de la náutica se encuentra en pleno proceso de expansión y no deja de crecer y modernizarse con nuevas propuestas que irrumpen en el mercado para facilitar el acceso de la sociedad al mar y a los deportes náuticos. Los clubes de navegación surgieron con ese objetivo: permitir navegar durante todo el año a aquellas personas que no quieren renunciar a esta afición, pero tampoco adquirir un barco o asumir las ataduras que conlleva tener uno en propiedad.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.