¿Un nuevo globo sonda de Rajoy?

El Govern, dispuesto a estudiar la idea del Ministerio de Hacienda de suprimir la capacidad de las comunidades para crear tributos. Bauzá, no obstante, pretende lo contrario: mayor competencia impositiva. Los socialistas hablan ya de acudir a los tribunales si Montoro aprueba este cambio en la política fiscal

Algunos creen que solo es un globo sonda, una de esas noticias que se deslizan desde una institución para pulsar la opinión de los afectados. Es posible. El consejo de Ministros de este viernes resolverá dudas, creen en el Govern. “Una cosa es lo que proponen los expertos y otra la decisión del ministro. Si lo plantea, lo estudiaremos. De primeras nosotros lo que queremos en mayor competencia fiscal; nunca menos”, dicen en la Conselleria de Hacienda. Respecto a la posibilidad de que los ayuntamientos también perdieran en el futuro capacidad impositiva, en el Govern sostienen que tampoco hay que “dramatizar” porque los consistorios “mantienen la recaudación del Impuesto de Bienes Inmuebles”. La oposición sí tiene claro que, de confirmarse la intención de Rajoy de suprimir los impuestos propios de las comunidades, “habría que llevarlo a los tribunales”. “Si hace falta, hasta Estrasburgo”, sentencian los socialistas. “Van a terminar poniendo una ventanilla específica para aceptar los recursos del PSOE en el Constitucional”, bromean los periodistas.

 

Estarás sí, pero a ver dónde. Lo contamos hace meses en esta columna: Rosa Estarás era la elegida por Bauzá para repetir como cuota balear en la lista del PP a las europeas. Ahora los altos cargos del partido lo admiten abiertamente, pero el problema no es la persona, sino sus posibilidades de obtener acta en Bruselas. “Ya no es que vaya o no vaya, es dónde va, porque sabemos que estará más atrás que hace cinco años (entonces fue número diez), pero si no está entre los 18 primeros, se puede quedar fuera”. Mientras Rajoy deshoja la margarita, el partido en las islas baraja el sábado 12 de abril  para hacer la convención en la que aprobarán las peticiones que el PP balear mandará a Madrid para que formen parte del programa nacional. Aún estudian los temas a los que darán prioridad. Se espera que acudan a la votación representantes de todas las juntas del partido, “unos 200/300, como otros veces”.

 

Carrera intramuros. En la prisión de Palma se celebrará en unas semanas una competición entre presos y el morbo está servido. La ex presidenta del Consell de Mallorca Maria Antonia Munar lleva algún tiempo entrenándose para mantenerse en forma y continuar su vida poscáncer, del que ella misma dijo que ya se había recuperado totalmente. Practica el tan de moda running los miércoles y los viernes. Por su parte, su otrora delfín y ahora principal enemigo tras las delaciones pactadas con la fiscalía, el también expresidente uemita Miquel Nadal, forma parte del equipo de atletismo de la cárcel. Algunos funcionarios especulan con la participación de ambos en la carrera mixta que se celebrará. El asunto, como casi todos, ha llegado a Twitter, donde se demuestra que la ex presidenta uemita mantiene algunos acólitos pese a las condenas por corrupción.

 

Primarias prudentes. La campaña socialista se ha trasladado a Ibiza en las últimas horas, pero en Mallorca muchos históricos del PSIB, ex consellers de Antich incluidos, están alzando la voz para pedir prudencia a los equipos de las candidatas a las primarias tras las acusaciones de unos y otros en las redes sociales. No parece que la pelea subterránea estén calando aún en la ciudadanía, por lo que no hay sensación de que la marca del partido se haya debilitado en las últimas semanas. Ahora bien, queda casi un mes de captación del voto y algunos temen que, de seguir aumentando la tensión interna, podría culminar en una división de los socialistas de cara al último año de legislatura. “Necesitamos un proceso como el de Valencia, que movilice a las bases y nos ponga en el mapa como alternativa seria de gobierno. Nada más”. Tanto Armengol como Calvo (las pondremos por orden alfabético para no herir sensibilidades) comentan en sus círculos de confianza que es importante activar a los simpatizantes, pero también que el partido sepa unirse una vez pasado el 6 de abril. Hace algunas semanas, antes de empezar la precampaña, una de las candidatas decía en su despacho que “la ganadora deberá coser heridas”. Pues sí. La vencedora y número uno al Consolat de Mar tendrá esa primera misión. Pero de las candidatas depende la profundidad de esas ‘heridas’.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.