Adolfo Suárez se muere

La vida del expresidente español Adolfo Suárez está próxima a un “desenlace inminente”. Su hijo, Adolfo Suárez Illana, ha anunciado con estas palabras que la salud de su padre había empeorado y que en las próximas 48 horas podría morir, a pesar de puntualizar que esto ya sólo depende de Dios.

Suárez ingresó el pasado lunes en la clínica Cemtro de Madrid por una infección respiratoria que, según su familia, era habitual en el proceso de su enfermedad neurodegenerativa. A pesar de que en este sentido había mejorado, según su hijo, el Alzheimer que sufre desde hace más de una década había avanzado mucho y su estado es terminal.

Visiblemente afectado y con lágrimas a los ojos, el hijo del que pilotó la España de la transición ha explicado que su padre estaba sereno y en paz y que estos últimos días han sido felices porque el expresidente estaba rodeado de sus hijos, nietos y hermanos, a los cuales “ha regalado más sonrisas que en los últimos cinco años”. Es por eso, ha añadido, que afrontan este momento con el dolor puntual evidente pero con alegría. Un momento para el cual la familia hace 11 años, ha recordado su hijo, que se está preparando. El 2003 Suárez se retiró de la política al diagnosticársele una enfermedad neurodegenerativa.

Suárez, el presidente de la democracia con más apoyo popular según la web Porcentual.com

Varias encuestan indican que Adolfo Suárez ha sido el presidente de la democración con mayor apoyo popular. En esta ocasión los datos corresponden a un estudio elaborado en 2007 por la empresa Metra Seis y en el que se indica que el 35 % de los españoles consideraba a Suárez como el mejor presidente.

Esta encuesta, que apareció publicada en diversos medios de comunicación en enero de 2007, indicaba que Suárez era de largo el mejor valorado. Le sigue Felipe González, al que consideran como el mejor presidente de la democracia un 23 por ciento, mientras que José María Aznar recoge el apoyo de un 20 por ciento de los encuestados. José Luis Rodríguez Zapatero es considerado como el mejor presidente por el 12 por ciento mientras que tan solo el 1 por ciento indica que Leopoldo Calvo Sotelo ha sido el mejor líder del ejecutivo de la era democrática.

Adolfo Suárez representó una posición, un discurso y unas actitudes políticas alejadas de radicalismos y sectarismos de cualquier signo. Esta sería la clave para explicar el aprecio que todavía tributan hoy los ciudadanos al principal responsable político de la Transición española.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.