Para Eberhard Grosske los resultados de Grecia pueden ser premonitorios de lo que pasará en Europa

La primera vuelta de las elecciones municipales en Grecia, aunque no dejar definido el resultado final en muchos casos, que deberán tener una segunda vuelta muy disputada, ha dejado muy claro dos cosas: Syriza, una formación claramente de izquierdas, hermana de EU, ha continuado en su ascenso electoral y se ha situado como primera fuerza política en número de votos. Por otra parte, los partidos que forman el actual gobierno de coalición entre conservadores y socialdemócratas han recibido un importante castigo electoral, la derechista Nueva Democracia ha perdido una parte importante de su electorado y los socialdemócratas del Pasok se han situado en mínimos históricos.

Para Grosske, “estos resultados pueden resultar premonitorios de lo que puede pasar a otros países como el nuestro. La sumisión a los dictados de la Troika, llevada a cabo por el gobierno de coalición ha extendido la miseria a capas muy amplias de la población, ha disparado el desempleo y ha desmantelado los servicios públicos y la protección social “. Ante esta situación, dijo el candidato europeo de EU, “el pueblo griego ha reaccionado y está buscando alternativas a la situación con formaciones políticas diferentes a las que han gobernado tradicionalmente y han premiado la coherencia y la capacidad de lucha de Syritza”.

Para Grosske, la Troika ha utilizado Grecia como banco de pruebas de la política de austeridad que, en mayor o menor medida castiga todos los paises de la UE, especialmente a los del Sur. “Grecia ha sido el país que en primer lugar y con mayor virulencia a sufrido las consecuencias de la política de la Troika, es lógico que también sea el que primero reaccione y eche a los responsables del desastre “.

“Las cosas en Grecia, en nuestro país y en Europa empiezan a cambiar. Es hora de que la ciudadanía se rebele contra los recortes y las injusticias y oriente su voto hacia las opciones que se han opuesto decididamente al neoliberalismo y propugnan el mantenimiento y las mejoras de las conquistas sociales. Dentro del drama de las políticas que se han imposta en los pueblos europeos, comienza a haber motivos para pensar que el cambio es posible”, dijo Grosske.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.