OCEANA lamenta que la Red Natura 2000 de Baleares se “olvide” del mar

Oceana lamenta en el Día Europeo de la Red Natura 2000 que no se preste al ámbito marino de esta Red la atención que se merece en Baleares, cuando el archipiélago se beneficia en gran medida de los bienes y servicios que el mar le proporciona.

La organización internacional para la conservación marina ha hecho aportaciones a la segunda fase de los borradores de seis planes de gestión correspondientes a ocho Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de Baleares que cuentan con superficie marina[2]. Según la Directiva Hábitats, estos planes determinaran la conservación de determinadas especies y hábitats marinos durante los próximos seis años.

Ya en la primera fase, Oceana advirtió de la falta de un diagnóstico adecuado del estado de conservación de los diferentes hábitats y especies marinos que se encuentran en estos LIC. En esta segunda fase, Oceana considera que no se han presentado medidas de gestión específicas que aseguren la conservación de estos, tal y como exige la normativa europea.

“Si no se realiza un buen diagnóstico de una enfermedad, no se puede aplicar un tratamiento adecuado para curarla”, asegura Xavier Pastor, Director ejecutivo de Oceana en Europa. “Lo mismo ocurre con estos espacios marinos protegidos. Por ello, en el Día de la Red Natura 2000, pedimos que se corrijan las deficiencias detectadas para que estos planes de gestión representen una herramienta eficaz que aseguren la conservación de estos espacios”.

La Red Natura 2000 se creó para proteger especies como la tortuga boba, el delfín mular, la nacra o la cigarra de mar; y hábitats como las praderas de posidonia o los arrecifes de coralígeno. Sin embargo, los planes de gestión no tienen en cuenta la actividad pesquera, que en mayor o menor medida se practica en todos estos LIC, y por tanto determina la conservación de muchas especies y hábitats.

“Es necesario compatibilizar la actividad pesquera con la conservación marina en la Red Natura 2000 y para ello hace falta aplicar medidas de gestión adecuadas que estén encaminadas a cumplir con los objetivos de esta Red”, concluye Pastor.

Entre las aportaciones que Oceana ha realizado para estos planes de gestión que regularán los espacios marinos incluidos en esta Red Natura 2000 se encuentran medidas para favorecer la recuperación de la tortuga boba, mitigando el problema de su captura accidental. Para ello, Oceana propone que dentro de los espacios de la Red Natura se fomente el uso de las.

Otras propuestas presentadas por Oceana para la Red Natura balear pasan por la prohibición de la pesca de arrastre y la pesca submarina, la regulación del fondeo de embarcaciones y el control de los vertidos desde estas, y el establecimiento de medidas de control que impidan la pesca ilegal de la cigarra de mar dentro de estos espacios.

En este día tan señalado para la Red Natura 2000, Oceana recuerda que todos estos LIC declarados en 2006 tenían un plazo de 6 años –es decir, hasta 2012– para elaborar sus planes de gestión correspondientes. Actualmente existe un retraso de dos años en el cumplimiento de estos plazos, y por tanto se está asumiendo el riesgo de multa por parte de la UE.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.