26 detenidos por estafas en las revisiones de gas

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada a estafas en las revisiones de las instalaciones de gas en domicilios particulares. Cobraban a los clientes cantidades desorbitadas por averías inexistentes. La denominada “Operación CH4” se ha saldado con la detención de un total de 26 personas, 17 en las Islas Baleares, 3 en la provincia de Alicante y 2 en Madrid, a los que se suman los 4 detenidos y los 2 imputados en Málaga.

Los operarios de estas empresas se citaban por teléfono con las posibles víctimas a estafar, ofreciéndoles la realización de una revisión periódica de la instalación del gas de su domicilio que, en realidad, no es obligatoria.

Una vez personados en el domicilio, durante la revisión, empezaban a detectar averías inexistentes en las instalaciones del gas, cuya reparación presupuestaban inicialmente en unos 50 €. Mientras que llevaban a cabo el arreglo, iban añadiendo supuestos nuevos problemas que incrementaban el coste, al que cargaban un precio de las piezas necesarias para la reparación deliberadamente aumentado al que pudiera corresponder en realidad.

Una vez que los trabajos estaban realizados, les cobraban a los usuarios unas cantidades dinerarias desmesuradas, en torno a los 1.200€.

Aquellos clientes a los que los falsos operarios veían que tenían un poder adquisitivo más elevado, les repetían las inspecciones, volviendo a estafarlos.

Además, en algunos de los domicilios llegaron a cometer robos de los objetos de valor que tenían a su alcance.

Varios miles de afectados

Hasta el momento se tiene constancia de la existencia de entre 4.000 y 5.000 personas estafadas. Se trata normalmente de personas de avanzada edad y de origen extranjero, residentes en España, especialmente alemanes, ingleses y holandeses residentes en las Islas Baleares.

Durante los registros efectuados, la Guardia Civil se ha incautado de abundante documentación, dinero y material informático que vincula a los ahora detenidos con los hechos delictivos que se les imputan. Asimismo se han incautado 8 viviendas, 25 vehículos de alta gama, la mayoría pertenecientes a una empresa de alquiler de coches sin conductor de Alicante que también ha sido intervenida, 2 motocicletas de gran cilindrada y numerosas cuentas corrientes, todo ello valorado en más de 4 millones de euros y presumiblemente adquirido con el dinero proveniente de las estafas cometidas.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 11 de Palma de Mallorca, ha sido llevada a cabo por la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Islas Baleares.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.