CCOO acusa a la fiscalía de manipulación política contra Katiana Vicens

El secretario general de CCOO de España, Ignacio Fernández Toxo, ha apuntado a una “instrucción” por parte del poder político, a través de la Fiscalía, dirigida a “vulnerar” las libertades sindicales, después de que el Ministerio Público haya solicitado cuatro años y medio de cárcel para la líder del sindicato en Baleares, Katiana Vicens, quien se sentará en el banquillo de los acusados por presuntamente romper la luna de un autobús durante un piquete en la huelga general celebrada el 29 de marzo de 2012.

“Después de haber estado en las cárceles franquistas, jamás se me pasó por la imaginación que tras aprobarse la Constitución alguna persona volviera a pasar por esta situación por defender derechos fundamentales”, ha subrayado Toxo, quien ha expresado su confianza de que estos hechos “no sean el preludio de una involución todavía mayor”.

Acompañado por la propia Vicens en la rueda de prensa que ha ofrecido en Palma, el dirigente sindical ha mostrado su indignación por el hecho de que sea acusada “una persona que lleva toda su vida dedicándose a proteger los derechos de los trabajadores”, apuntando que en la actualidad hay cerca de 50 procedimientos judiciales y administrativos similares en los que están involucradas unas 150 personas de CCOO.

Por su parte, Vicens, quien por primera vez ha comparecido públicamente tras la acusación de la Fiscalía, ha asegurado que los hechos que se le imputan son “absolutamente falsos” ya que en ningún momento rompió cristal alguno como tampoco actuó junto a otras personas para impedir que el autobús arrancara. “Estoy bien, lo llevo con ánimo pero tengo cierta tristeza por la involución democrática de este país en forma de nuevas normativas y a través de intentos de criminalización de concentraciones y manifestaciones”, ha recalcado.

Tal y como ha puesto de manifiesto Toxo, desde su sindicato utilizarán “todos los mecanismos que nos ofrece la democracia para ejercer la defensa del derecho a la huelga” frente a los intentos de “criminalizarlo para desanimar no sólo a las organizaciones que las convocan sino también a quienes participan activamente en ello”.

En su opinión, esta “vulneración” de derechos es una “anticipación del intento de reforma del Código Penal, una reforma que invade el ámbito de las libertades sindicales para proteger exclusivamente los derechos de las empresas en contra de los derechos de los trabajadores”.

En este contexto, ha apuntado que desde CCOO han remitido una carta tanto al Fiscal General del Estado como al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en las que solicitan “con urgencia” una reunión en la que abordar todos estos hechos. “Tienen bastante que decir sobre todo esto. Iremos a todas las instancias, recabaremos la solidaridad en España y a nivel internacional y que se archiven los procedimientos abiertos y las peticiones fiscales en este intento de jibarizar la democracia”.

Finalmente, ha criticado “todos estos intentos de jibarizar la democracia” y ha aseverado que el sistema judicial español es “manifiestamente mejorable”. “No aparenta ser independiente”, ha añadido Toxo, para quien todos estos hechos suponen “un atentado de lesa democracia”.

Por su parte, Vicens ha criticado que las acusaciones que pesan sobre ella “forman parte de una caja brujas que pretende debilitar el último muro de contención a las políticas neoliberales y a las organizaciones sindicales”.

Según ha recordado, durante la mañana en que sucedieron los hechos, subió a media docena de autobuses “a hacer la tarea del piquete y comprobar que que estuvieran de servicios mínimos, con absoluta normalidad y como lo hicieron otros compañeros”. En el vehículo donde presuntamente fue fracturada la luna, Vicens ha asegurado que el conductor “se puso muy nervioso y el policía que había abajo me pidió que bajara. No vi ningún cristal roto, yo no rompí ninguno ni tampoco actué con nadie para impedir que el autobús saliera”, ha remachado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.