El Ajuntament de Palma aprueba el presupuesto para demoler el Luis Sitjar

El teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, Jesús Valls, ha informado hoy de que el Ayuntamiento ha aprobado la ejecución subsidiaria de demolición de las columnas construidas cerca de la pista del aeropuerto. Valls también ha informado de que continúan los pasos para impulsar y hacer efectiva la demolición del estadio Lluís Sitjar, con el objetivo de “evitar la degradación urbana y responder a las demandas de los vecinos, que no aguantan más esta situación”. Concretamente, se ha aprobado el presupuesto de ejecución subsidiaria de la demolición por un valor de 1.2 millones de euros.

Luis Sitjar

El Consejo de Gerencia de Urbanismo ha aprobado el presupuesto de ejecución subsidiaria de la demolición de Luis Sitjar, que asciende a 1.2 millones de euros, a pesar de la cifra inicial barajada era de entre dos y tres millones. Según Valls, “los vecinos no aguantan más. El Ayuntamiento está usando todas las posibilidades administrativas y jurídicas para agilizar el proceso”. La vista judicial prevista por el próximo 31 hace referencia al deber de demoler encima la base de declaración de ruina económica que consta en el expediente. El Ayuntamiento ha presentado ya un informe técnico que pone de manifiesto el mayor grado de degradación del estadio. El acuerdo aprobado por unanimidad en el Consejo de Gerencia se debe de notificar a todos los copropietarios. Es previsible que este proceso se alargue meses, motivo por el cual el Ayuntamiento reimpulsa desde ya el proceso de notificación.

Hay que recordar que, de los 666 títulos de propiedad (y 390 propietarios), sólo el Real Club Deportivo Mallorca no se ha manifestado a favor, y ha impugnado judicialmente la decisión. No así los copropietarios, que entienden que cualquier futuro del estadio pasa por su demolición.

Jesús Valls ha manifestado que “si el RCD Mallorca quisiera construir otro estadio en el mismo lugar, tendría que demoler el actual”. Así pues, ha solicitado una vez más a los responsables del RCD Mallorca que “no obstaculicen el proceso, o que al menos pueda iniciarse subsidiariamente”. Valls ha recordado que, a pesar de que se han tomado medidas cautelares para impedir la entrada de personas al estadio, estas “no han mostrado toda la efectividad necesaria”, y que en caso de que se produjera un accidente ”la responsabilidad sería de todos los copropietarios, y especialmente de los administradores” (el RCD Mallorca).

Columnas del aeropuerto
El Consejo de Gerencia ha aprobado también la demolición subsidiaria de las obras iniciadas, y a día de hoy paradas, cerca de la pista del aeropuerto de Son Sant Joan. Inicialmente, se trata de un proyecto aprobado en la legislatura 2003-2007, con una licencia 45% comercial y 55% deportiva, que daba como resultado seis locales comerciales y 47 aparcamientos. En la legislatura 2007-2011 se concedió una modificación, que suponía el cambio a un local comercial y 329 aparcamientos, con el objetivo de construir un centro Decathlon. Sin embargo, AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) impugnó la licencia y paralizó las obras. El Ayuntamiento declaró que el otorgamiento de las licencias era lesivo para el interés público y se tenía que demoler. Teniendo en cuenta que la empresa no ha ejecutado la demolición dentro del plazo estipulado, el Ayuntamiento ha acordado proceder a la ejecución subsidiaria, por un importe de 42.771 euros.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.