Alianza Mar Blava exige que se archive definitivamente el proyecto de Spectrum Geo Limited en el mar Balear

La Alianza Mar Blava considera un despropósito que se haya otorgado una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) positiva al proyecto de sondeos exploratorios de la compañía petrolera Repsol en Canarias pues estas prospecciones petrolíferas ponen en riesgo el rico patrimonio natural y la industria turística y pesquera de la zona.

La Alianza Mar Blava recuerda que los “sondeos exploratorios” (perforación de pozos de cata en las formaciones geológicas que potencialmente pudieran contener hidrocarburos para comprobar si realmente hay petróleo o gas en ellas) es la fase más costosa y peligrosa de la exploración de hidrocarburos por las probabilidades de que se produzca un vertido.

De hecho la catástrofe de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum en el golfo de México, el 20 de abril de 2010 (que tardó tres meses en poder ser controlado y liberó más de 4 millones de barriles de petróleo crudo) se produjo en esta etapa. Lo mismo que los vertidos de los pozos Lubina-1 y Montanazo-D5 de la plataforma Casablanca que, aunque no tan catastróficos, afectaron a las costas de Tarragona.

Por ese motivo, la Alianza critica el hecho de que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) afirme, para quitarle importancia a su decisión, que “esta fase del proyecto no implica en ningún caso la extracción de petróleo” y, que en el caso de que el promotor, es decir, Repsol, quiera sacar hidrocarburos en este lugar, “tendrá que presentar un nuevo proyecto que también deberá someterse a un nuevo procedimiento de Evaluación Ambiental”. Aunque es cierto que esta fase no implica la explotación comercial de los hidrocarburos que se pudiesen encontrar, eso no impide que en esta fase se pudiera producir ya una catástrofe medioambiental y económica como la
provocada por la plataforma petrolífera Deepwater Horizon.

La actividad petrolera implica siempre riesgos de vertidos, incendios y contaminación crónica por hidrocarburos, pero la perforación de pozos de hidrocarburos en aguas profundas, a partir de unos 500 metros, plantea aún mayores riesgos de vertido, debido a las presiones extremadamente elevadas, la baja visibilidad y la imposibilidad de acceso humano a la boca de los pozos.

Además, la zona donde Repsol pretende llevar a cabo la perforación de los sondeos exploratorios se enclava en una zona que ha sido propuesta para ser designada espacio de la Red Natura 2000 y Lugar de Interés Comunitario (LIC) marino por su importancia ambiental. Se trata de la propuesta “Espacio Marino del Oriente y Sur de Lanzarote – Fuerteventura”, derivada del proyecto INDEMARES llevado a cabo por el propio MAGRAMA y la Comisión Europea.

La Alianza Mar Blava ve con preocupación este hecho pues las prospecciones petrolíferas de Cairn Energy en el golfo de Valencia y de Spectrum Geo Limited en el mar Balear, de llevarse a cabo, pondrían en grave riesgo a varios de estos espacios naturales actualmente en vías de protección en el Mediterráneo occidental derivados del proyecto Life INDEMARES; además de al Corredor para la Migración de Cetáceos propuesto como Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM) en base al Convenio de Barcelona; al santuario del atún rojo propuesto por
varias ONGs; así como una serie de zonas protegidas de las islas Pitiusas: ZEPAs, LICs, Reservas y Parques Naturales integrados en la Red Natura 2000.

Especialmente grave sería para el caso del Parque Natural de las Salinas de Ibiza y Formentera y para la Reserva Natural de los Islotes de Poniente, es Vedrá i es Vedranell, los cuales albergan importantísimas colonias de cría de aves marinas, entre ellas la Pardela balear en peligró crítico de extinción.

La Alianza Mar Blava considera que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR) ha hecho prevalecer su criterio sobre el del MAGRAMA, el cual ha ignorado los valores ambientales de la zona, de tal modo que finalmente han prevalecido los intereses de la compañía petrolera sobre los datos científicos, los valores naturales, la normativa de protección medioambiental, y la opinión del Gobierno autonómico y de la mayoría de la población canaria, como demuestran los estudios de opinión.

La Alianza Mar Blava demanda al Gobierno central que, en el caso del proyecto de Cairn Energy en el golfo de Valencia (también pendiente de una DIA) tenga en cuenta, no sólo los inmensos valores medioambientales del Mediterráneo noroccidental, sino también el rotundo rechazo social, empresarial e institucional a estas prospecciones, como lo demuestran las diversas mociones de rechazo del Parlamento Balear y las cerca de 100.000 alegaciones presentadas al proyecto de Cairn Energy en el golfo de Valencia. Todas estas alegaciones son un fiel reflejo del sentir unánime de la sociedad balear contra estas prospecciones, que defiende el valor medioambiental de sus islas y la importancia estratégica de sectores económicos como el turismo y la pesca, base de su economía, que se verían gravemente afectados en caso de vertidos accidentales.

Por ello, la Alianza Mar Blava reclama que se emita una DÍA negativa de este proyecto de Cairn Energy en el golfo de Valencia y se archive definitivamente el de Spectrum Geo Limited en el mar Balear.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.