Podemos: no pidieron el voto y les votaron más de un millón doscientos mil

Son Podemos. Una nueva formación política que, en un momento en el que la desafección y el hartazgo respecto de la “casta política”, por parte de la ciudadanía, son cada vez más generalizados, acaba de irrumpir con una fuerza y unos apoyos inusitados. En las elecciones europeas del pasado día 25 de mayo, con una abstención del 55%, Podemos ha obtenido más de un millón doscientos mil votos, de los casi 16 millones de votos válidos emitidos.

Hace unos días quisimos hablar con algún representante o portavoz de Podemos en Baleares, para que nos contara alguna de las claves de este éxito sin precedentes. Fieles a su forma de hacer las cosas, a la entrevista acudieron cuatro personas: Ana María, Helena, Saïda y Miquel.

Conversamos durante unos 45 minutos con estas cuatro personas del partido de Pablo Iglesias, que ha irrumpido con tanta fuerza en el panorama político español que tan solo cuatro meses de constituirse como partido político se ha colocado como cuarta fuerza (tercera en Baleares, con más del 10% del total de votos) en número de votos y de escaños, por delante de formaciones que llevan muchos años concurriendo a comicios.

Un partido al que los políticos profesionales, y también muchos ciudadanos, han pasado, en sólo una semana, de mirar con una sonrisa entre divertida y condescendiente, que se convirtió en expresión de incredulidad y asombro, en cuanto se dieron a conocer los primeros resultados y que ahora, mientras unos les han propuesto directa y abiertamente unir fuerzas, otros no se cortan lo más mínimo insidiando a las caras más conocidas de Podemos e intentando ridiculizar sus propuestas.

Podemos se ha constituido como partido político y ha obtenido un éxito inesperado, incluso para vosotros mismos ¿Seréis, a partir de ahora, un partido como los demás, con afiliados, cuotas?

No, en absoluto. No somos un partido al estilo tradicional, no tenemos afiliados ni cuotas. Somos muy diferentes a los otros partidos. En Podemos nuestra organización y funcionamiento se basa en los círculos. Todo el poder es para los círculos.

Ahí donde hay varias personas que quieren ser parte de Podemos, que creen en el proyecto y quieren participar de él, crean un círculo y ese círculo toma sus propias decisiones en asamblea, donde todos exponen sus puntos de vista, se debaten y se llega a consensos. Así es como funcionamos y así es como seguiremos funcionando, desde abajo, desde los círculos y desde el asamblearismo y la horizontalidad.

La mayoría de los círculos son de ámbito territorial, pero también los hay sectoriales. ¿Cuántos círculos hay funcionando en toda España y cuántas personas participan en ellos?

En Mallorca hay 9 círculos y en toda España unos 450. Casi todos son territoriales: una ciudad, un pueblo, un barrio… pero también los hay sectoriales, unos 25, entre ellos: Feminismo, Educación, Animalista, Cultura, LGTB, Funcionarios, Fuerzas Armadas, Jubilados, Autónomos (este último es uno de los más numerosos, con más de 9.000 seguidores en Facebook).

En cuanto al número total de personas es muy dificil de decir, pero siendo importante el número de personas que participan desde los círculos, hay otro número real y bien conocido, que es el de las personas que han conseguido entusiasmarse con nuestras propuestas y las han votado: 1.245.948 en toda España, mientras que en Baleares, con una abstención todavía mayor, que ha llegado al 63,5% hemos conseguido 27.794 votos.

¿Cuáles han sido vuestras fuentes de financiación para la campaña? ¿Tenéis datos sobre cuanto os habéis gastado en la campaña?

Nuestra campaña tampoco ha sido una campaña al uso. No se ha basado en carteles, vallas publicitarias y demás. Nuestra campaña se ha hecho con el boca a boca, hablando con la gente y escuchándolos, con reuniones y debates en la calle y con la utilización de las redes.

En la campaña se ha gastado muy poco, especialmente si lo comparamos con los partidos tradicionales, aunque es muy difícil de estimar, ya que, por ejemplo en Mallorca se ha gastado poco más de 400 €, pero es que ahí no contamos las aportaciones directas de mucha personas que han difundido Podemos y sus propuestas, con sus propios medios. Un ejemplo: tenemos una tienda en la web en la que la gente ha comprado camisetas, bolsos, chapas o banderolas para colgar de su balcón.

Y a partir de ahora, ¿Cómo os seguiréis financiando?

Igual. Las aportaciones voluntarias de la gente de la calle, el crowfunding, la tienda de la web y con otra parte importante procedente de los sueldos de los 5 parlamentarios que hemos conseguido. Todos los miembros de Podemos que se presentaron a las primarias para la candidatura europea, firmaron una carta pública, por la que se comprometían a que su sueldo real no superaría, en ningún caso, el triple del salario mínimo. La diferencia la destinarán bien a Podemos, bien a otras iniciativas, colectivos o asociaciones. De esta manera estimamos que habrá entre 350.000 a 450.000 € de ingresos al año por este concepto.

Y todo lo hacemos con la máxima transparencia, ya que las cuentas de Podemos están publicadas en nuestra web, apunte a apunte, cada ingreso y cada gasto.

¿Cuales creeis que han sido las claves del éxito electoral de Podemos? ¿Quienes han sido vuestros votantes?

Ahora dicen que hemos recogido el descontento de la gente en forma de votos de castigo a los partidos de siempre, que no han sabido dar soluciones a los problemas de la gente y que hemos quitado votos a tal o cual partido. Nosotros no compartimos esta visión. La gran mayoría de votos que hemos recogido no han sido votos de castigo, sino votos en positivo, votos de las personas que comparten nuestra ilusión por otra forma de hacer política. Ha sido esta ilusión que nos hemos ido contagiando unos a otros, dentro y fuera de Podemos, este entusiasmo, el que ha hecho que mucha gente que ya no creía en la política, haya vuelto a creer y nos haya votado. Y eso que ni tan siquiera hemos pedido directamente el voto como hacen todos los partidos en sus mítines. Nuestra campaña no se ha hecho con mítines en los que hablan tres o cuatro y el resto escuchan. En Podemos todos participan.

Otra de las claves de Podemos, como ya hemos comentado, ha sido el estar en la calle hablando con la gente, explicándoles nuestras propuestas, pero también escuchando sus problemas, sus decepciones y frustraciones. Nuestra campaña se ha basado en el boca a boca y en las pequeñas reuniones.También hemos podido llegar a mucha gente, ya que muchos de los que estamos en Podemos somos miembros de los Movimientos Sociales: asociaciones de vecinos, ecologistas, pro derechos humanos, sindicatos…y a través de estos movimientos hemos conectado con mucha gente, que hace tiempo ya lucha por lo mismo que Podemos: una democracia más real y más participativa, la eliminación de las oligarquías y una mejor distribución de la riqueza, la lucha contra la corrupción, trabajo y vivienda digna para todos…

Todo esto que explicais recuerda mucho al 15-M. ¿Podemos es el 15-M convertido en partido político?

No. Tal como ha explicado Pablo Iglesias en repetidas ocasiones, no somos los herederos del 15-M. Mucha de la gente de los círculos de Podemos, participamos en el 15-M, donde aprendimos muchos cosas; cosas que hemos incorporado a Podemos. Pero no somos el partido del 15-M, aunque compartimos con el 15-M y con los Movimientos Sociales muchas propuestas políticas y muchos aspectos de nuestro propio funcionamiento interno, como por ejemplo, la horizontalidad y el asamblearismo.

Estos últimos días, pasada la sorpresa inicial, desde otros partidos se os ha atacado con diferentes críticas y calificativos, como por ejemplo el de frikis de la política.

Por supuesto que no somos frikis de la política. Estos ataques están motivados por el miedo. Nos tienen miedo, porque el bipartidismo se tambalea, porque la casta política ve como puede perder sus privilegios y porque hemos logrado y superado nuestro primer objetivo, pero, en absoluto hemos alcanzado nuestras metas. También lo han dicho ya algunos de los compañeros: Pablo o Teresa, por ejemplo: las metas de Podemos van mucho más lejos y abarcan desde el abrir más las bases del proyecto por abajo, para ser más participativos y llegar a constituir un amplio frente ciudadano, hasta el llegar a convertirnos en una alternativa real de poder que pueda terminar con la dictadura del bipartidismo y recuperar la soberanía para el pueblo y no para los mercados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.