Al PSIB le preocupa que la Policía Local de Palma se dedique a “quitar preservativos y perseguir mendigos”

El PSIB-PSOE ha expresado hoy su preocupación por el acoso a los colectivos más desfavorecidos de Palma, especialmente a las prostitutas, a las que la Policía Local está multando y retirándoles los preservativos, según ha denunciado la ong Médicos del Mundo, y vistas las declaraciones del nuevo jefe de Policía, Joan Mut, que se ha mostrado partidario de multar las mujeres que ejercen la prostitución y endurecer las normativas municipales contra prostitución y la mendicidad.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Palma, Aina Calvo, ha considerado hoy los hechos como graves y ha advertido del riesgo de la aplicación de las ordenanzas municipales con un cariz más represivo para los colectivos más desfavorecidos según la interpretación de la nueva dirección policial con el apoyo del gobierno Isern.

Calvo ha expresado su “preocupación por estos colectivos en riesgo de exclusión social, a los que el Ajuntament está dejando en la cuneta por el desmantelamiento de los servicios sociales. Recibirán antes una multa que una ayuda municipal”.
La denuncia de Médicos del Mundo y las declaraciones de Mudo coinciden en el tiempo con la inminente entrada en vigor de la ordenanza mal llamada cívica. De hecho, las sanciones que se están imponiendo a las prostitutas no son en aplicación de la norma normativa sino por obstrucción de la vía pública u otras cuestiones.

Una situación que preocupa a los socialistas que se preguntan si lo que está pasando responde a una campaña de acoso contra estos colectivos más vulnerables consentida por el gobierno Isern. Calvo ha instado al equipo de gobierno a explicar porqué la policía retira los preservativos a las prostitutas si no las sanciona por prostitución, sino en aplicación otras ordenanzas que no son la mal llamada cívica.

Respecto a las declaraciones del jefe policial, Joan Mut, que cuestiona la efectividad de la ordenanza cívica y se muestra partidario de sancionar a las personas que ejercen la prostitución o la mendicidad, la portavoz del PSIB-PSOE considera que “se ha excedido en sus funciones”.

“Precisamente ya advertimos que la nueva ordenanza dejaba un amplio margen de interpretación a la policía que es la que la tiene que hacer cumplir y nos preocupa que la interpretación dominante sea la visión más represora que ha manifestado el jefe de Policía” explica Calvo, para quién el alcalde “tiene que decir si rectifica esta visión o está plenamente satisfecho con ella”.

Sobre este tema, recuerda que durante la tramitación del ordenanza, el PP tuvo que modificarla porque las entidades que trabajan con colectivos vulnerables pidieron más atención primaria y que no se sancionara a las personas más débiles socialmente.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.