La Policía Nacional detiene en Palma a 3 individuos por dos violentos atracos en salones recreativos

En la tarde del miércoles la Policía Nacional, culminó una laboriosa investigación de varios meses, con la detención de los presuntos autores de dos atracos en Palma.

Se trata de 3 individuos, dos de ellos con amplio historial delictivo de 29 y 33 años de edad y el tercero de 22 años, todos ciudadanos españoles.

La investigación se inició al recibirse denuncia el día 28 de octubre del 2013, en la cual una persona manifestaba haber sido víctima de un atraco cuando se encontraba trabajando en un salón de juegos ubicado en Cala Estancia. El sistema utilizado fue muy violento: un sujeto bajo el pretexto de comprar tabaco, consiguió que le empleado le franqueara el paso al local, momento en el que de manera sorpresiva, dio un fuerte puñetazo al trabajador tirándolo al suelo, circunstancia que aprovechó para entrar un segundo individuo. Este último le inmovilizó mientras el otro recorría el local buscando la recaudación, para escaparse finalmente, con la cantidad de 5,490€. Ambos delincuentes llevaban puestos cascos de motoristas.

Posteriormente se recibió nueva denuncia formulada por un empleado de otro salón de juegos ubicado en la calle Francesc Suau, el cual comunicaba que sobre las 03:00 horas del día 2 de diciembre, al salir del citado local y mientras se dirigía caminando a su domicilio, fue asaltado en la calle 31 de diciembre por varios individuos que le introdujeron a la fuerza en un vehículo tras golpearle y ponerle una capucha en la cabeza.

Posteriormente, le trasladaron a otra zona y tras obligarle a que se arrodillara fue conminado a que entregara las llaves del salón recreativo y el código de desactivación de la alarma, mientras le colocaban un objeto punzante en el cuello diciéndole en repetidas ocasiones que le iban a matar.

secuestro 14

Al entregar las llaves y el código de la alarma, dos de los individuos se dirigieron al salón recreativo, mientras otro se quedaba custodiando a la victima.

Pasado un tiempo regresaron los dos sujetos visiblemente enfurecidos porque había saltado la alarma del local; como pensaban que les había dado un código erróneo le golpearon por todo el cuerpo hasta que una llamada de la central de alarmas al teléfono de la víctima interrumpió la paliza.

Bajo las amenazas de muerte a su familia, fue obligado a contestar el teléfono alegando a la central que se había dejado las llaves de su casa en el trabajo y por ese motivo tuvo que volver.

Como quiera que al interlocutor no le convenció lo manifestado por la víctima ya que lo notó extraño, se puso en contacto con la policía, la cual telefoneó al secuestrado para comprobar su estado; nuevamente fue compelido a decir que se encontraba bien y que todo estaba correcto, bajo amenazas de sus captores.

Después de ambas llamadas los asaltantes se pusieron nerviosos y tras quitarle las bridas y sustraerle la cartera con la documentación y el teléfono móvil, fue abandonando en el lugar.

Minutos después la victima pudo observar que se hallaba en el torrente de C´an Barbará justo enfrente del Portixol. Posteriormente fue asistido en el Hospital Son Espases de las lesiones causadas por sus secuestradores.

A raíz de un exhaustivo trabajo realizado durante varios meses por los investigadores del Grupo de Atracos de la Brigada de Policía Judicial todos los asaltantes han sido detenidos y puestos a disposición de la autoridad judicial.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.