Ser o no ser: el primer gran examen de Bauzá

El Ejecutivo confía en que el TSJ, como máximo, considere que el acuerdo de compatibilidad del Consell de Govern debe revisarse, pero nada más. Sin embargo no las tiene todas consigo. De hecho, el plan B, María Salom, gana enteros como sucesora si Madrid no permite que Bauzá siga de president con recurso al Supremo

Ajetreo en el Consolat. El Consolat de Mar confiaba hasta hoy en que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares exculpase a Bauzá por la vía rápida, es decir que le declarasen compatible, o lenta, esto es que no entrasen en el asunto de la compatibilidad y como máximo rechazasen el acuerdo del Consell de Govern y obligase a repetir el proceso de informes administrativos. Pero en el último martes de plenos en el Parlament el rumor de que los cinco magistrados de carrera habían votado la incompatibilidad de Bauzá por tres votos a dos revolucionó a los dirigentes populares. La socialista Armengol sonreía a Bauzá como si supiese algo (la guerra psicológica juega bazas a un año de elecciones) y el president con gesto incómodo iba y venía: sede del partido, despacho, hemiciclo, sede,… mientras el vicepresidente se reunía cada diez minutos con altos cargos, entre ellos Maria Salom, con quien hace semanas ha intensificado la agenda. Apunten su nombre en mayúsculas; es el plan B si Bauzá dimite. No es su intención. En el caso de incompatibilidad, recurrirá al Supremo la forma, la legitimidad de la oposición para haberle denunciado, pero tendrá difícil aguantar la presión de un PP balear muy tocado en imagen desde las europeas y de un PP nacional que no está para líos judiciales.

En el PSOE, mientras rezan por un Bauzá incompatible que continúe como cartel electoral en 2015, miran hacia Madrid con extrañeza. “Lo de Ferraz desconcierta”, explica un alto cargo del PSIB. Francina Armengol no se posicionará con candidatos, pero el aparato prefiere a “Pedro Sánchez, más normal -dicen- que el ciclotímico (Eduardo) Madina”. Lo importante: si Aina Calvo se volcará en alguna candidatura o no. De ahí, puede depender el futuro candidato a Cort: José Hila (que ya hace cafés con militantes empujado por la líder palmesana), Pablo Martín (que lleva semanas en campaña sin apoyo de ningún aparato) o un tercero, alguien de fuera del partido (opción que plantea Armengol tras el ‘no’ de Andreu Alcover y de la propia Calvo a ser candidatos).

Escandalizados. Así estaban algunos diputados de la oposición por el Caso Sansaloni. El Diario de Mallorca publicó el lunes que la novia del conseller de Sanidad trabaja de matrona en el Hospital de Son Llatzer, tras ser contratada a dedo. El centro médico hablaba de que no hay matronas en paro y dan trabajo a todas. Horas más tarde se confirmó que eso no era cierto y el conseller salió en rueda de prensa para decir que es legal nombrarla a dedo y que el viernes se creará un bolsín de empleo. “Es increíble que salga horas después de publicarse para demostrar con esa actuación que lo de antes era irregular. No sé a qué esperan los sindicatos a denunciar ante la fiscalía una presunta prevaricación”. Yo me preguntó quién asesoró al conseller con semejante reacción. Con semejante ayuda, Sansaloni no necesita enemigos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.