Entregan el Plan de Reforma de la Playa de Palma a la Comisión Balear de Medio Ambiente

El Consorcio de Playa de Palma ha remitido a la Comisión Balear de Medio Ambiente del Govern Balear el Plan de Reforma Integral de la Playa de Palma (PRI), y está previsto que se apruebe definitivamente el último trimestre de este año. El Consorcio ha tramitado un nuevo PRI más consensuado y adaptado a la realidad. De hecho, es fruto de decenas de reuniones y de la coordinación con las asociaciones de vecinos, la Asociación Hotelera de Playa de Palma y la oferta complementaria. Frente a las 1.350 alegaciones que recibió el proyecto de Margarita Nájera, éste sólo ha recibido 464. El documento incorpora el 70% de las peticiones presentadas en dichas alegaciones. El nuevo PRI otorga seguridad jurídica a las inversiones de mejora de las infraestructuras turísticas previstas a partir de esta temporada baja.

Paralelamente, la aprobación de la Ley de Turismo por parte del Govern Balear ha permitido, a lo largo de los tres últimos años, el aumento del número de establecimientos que suben a categoría cuatro estrellas (que pasan de 18 a 31), al tiempo que otros dos establecimientos han obtenido, por primera vez, la categoría cuatro estrellas superior.

Nuevos valores y objetivos.- El PRI apuesta por poner en valor los recursos disponibles, facilitar la inversión privada y priorizar la reconversión. Asimismo, se fomenta la recuperación de los valores identitarios del paisaje local, y el aprovechamiento de la infraestructura turística existente; prueba de ello es la falta de expropiaciones de terrenos, un tipo de medidas que hipotecan las inversiones públicas, para destinar los recursos a inversiones más productivas en equipamientos e infraestructuras necesarias.
Igualmente, se busca reducir la densidad residencial, renovar y modernizar el sector comercial y adecuar el espacio público y el paisaje urbano, así como el entorno rural.

Renovación hotelera y reducción residencial.- Playa de Palma es un ámbito de evidente interés turístico, motivo por el cual el PRI trata de evitar la densificación residencial, por lo que prevé mantener el techo residencial actual, cifrado en 39.000 habitantes, a diferencia de los planes generales anteriores, que contemplaban un crecimiento demográfico hasta los 66.000 habitantes. Además, el PRI favorece la reconversión, remodelación e incremento cualitativo y cuantitativo de la planta hotelera en la zona. De esta forma, el nuevo PRI reconoce los establecimientos turísticos existentes y fija unas condiciones para facilitar su renovación y modernización. En suma, el PRI facilitará la renovación del sector turístico-hotelero, proponiendo su modernización y reforma, siempre que se acompañe de un incremento de categoría a 4 ó 5 estrellas. Por el contrario, evita la densificación del sector residencial.

Hoteles de ciudad.- Se contemplan tres parcelas para la construcción de nuevos hoteles, con categoría mínima de cuatro estrellas, y criterios de eficiencia energética muy exigentes, como la calificación energética de nivel B, la optimización de la gestión del ciclo del agua (la recuperación de aguas grises) y la red de carga para vehículos eléctricos, así como la movilidad sostenible y la mejora del confort urbano en cuestiones como el ruido y la iluminación.

Como novedad destacada, toda la zona de Playa de Palma se considerará como apta para la ubicación de Hoteles de Ciudad. Podrán considerarse como tales los hoteles nuevos con un mínimo de cuatro estrellas, o los existentes que, mediante reforma integral (más del 50% del valor catastral de la finca) incrementen su categoría a cuatro estrellas o más. Mediante esta figura se permite a los hoteles aumentar su categoría, así como el número de habitaciones en el mismo espacio, dado que no está sujeto a los mismos ratios que el resto de hoteles.

Este conjunto de medidas mejora y renueva la planta hotelera, alentando los incrementos de categoría y favoreciendo la desestacionalización y la oferta turística durante los 365 días del año.

Nuevas ordenanzas de estética urbana y cívica.- El gerente del Consorcio de la Playa de Palma, Álvaro Gijón, está consensuando el contenido y los objetivos de la nueva Ordenanza Estética con la Asociación Hotelera de Playa de Palma, las asociaciones empresariales de oferta complementaria, Comerciantes y Asociaciones de Vecinos y Arca, y con los grupos municipales de los ayuntamientos de Palma y Llucmajor. El Plan Especial para la Promoción y Modernización del sector comercial de Playa de Palma determinará las condiciones para la implantación de nuevos establecimientos y la renovación de los existentes, con el objetivo de potenciar y promocionar un nivel de calidad y marca propia. Para ello, se fijan las condiciones estéticas y de imagen de los establecimientos, las condiciones del espacio público de su entorno inmediato, así como las condiciones para su ocupación y utilización.

Mejora del espacio público: Corredores Paisajísticos.- El Consorcio también persigue impulsar una serie de planes especiales para mejorar el espacio público y urbano, con la debida adecuación ambiental y paisajística. Concretamente, se fomentan los corredores paisajísticos para conectar la primera línea con el Pla de Sant Jordi, y se establece la normativa para preservar la pineda en el ámbito urbano. Todo ello encaminado al aprovechamiento y mejora de los recursos disponibles.
Se establecen los corredores paisajísticos como los ámbitos prioritarios, que pueden actuar como catalizadores de la renovación y mejora del espacio público. También se persigue la recuperación ambiental y paisajística de los accesos a Playa de Palma, y de los principales ámbitos singulares de necesaria intervención (caso del Torrente d’es Jueus o el Torrent de son Verí).

Mejora de los accesos a Playa de Palma y renovación del Arenal de Llucmajor.- El PRI también integra paisajísticamente las infraestructura y entradas a la Playa de Palma, tanto en la autovía de Levante y la carretera de Cabo Blanco, como en el paseo marítimo y la playa, puesto que constituyen la imagen exterior y la bienvenida a la zona. De hecho, se ha priorizado la conservación de las zonas forestales con medidas como la desclasificación de 471.447 metros cuadrados urbanizables en Son Verí Nou, que con la aprobación provisional pasarán a ser rústicos.

La mejor playa, el primer objetivo.- Las primeras inversiones previstas se efectuarán en mecanismos de mejora de la calidad de las aguas en la zona de baño de la Playa de Palma, con la voluntad de que la Playa de Palma sea un destino de primer orden, tanto en lo referido a la calidad de su planta hotelera, como también de sus aguas.

El proceso, paso a paso.- En agosto de 2012 se aprobó el avance del Plan, que fue remitido a la Comisión Balear de Medio Ambiente, cuyas recomendaciones ya se incorporaron en el texto aprobado de manera inicial en junio de 2013.

A partir de ese momento comenzó el periodo de exposición pública, que el Consorcio amplió de los dos meses preceptivos hasta tres, para facilitar la presentación de alegaciones. Este periodo concluyó en septiembre de 2013.

El análisis de estas alegaciones ha llevado a la elaboración del nuevo texto, remitido de nuevo ahora a la Comisión Balear de Medio Ambiente para su aprobación provisional por la Junta Rectora, que el presidente del Consorcio, el conseller de Turisme i Esports, Jaime Martínez, tiene previsto convocar para el 30 de julio.

Al tratarse de un plan que afecta a dos municipios (Palma y Llucmajor), debe ser aprobado de manera definitiva por el Consell Insular de Mallorca, lo que previsiblemente se producirá en el último trimestre de este año. El objetivo es que sirva de marco jurídico para las inversiones de mejora de la infraestructura turística en la zona a partir de esta temporada baja.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.