El tráfico aéreo en Baleares crecerá un 4% en verano

El tráfico aéreo en Baleares se incrementará casi un 4 por ciento en los meses de verano (julio, agosto y septiembre) con respecto al mismo periodo de 2013, en vista de las previsiones que se manejan.

Cabe destacar que en junio lo vuelos en los tres aeródromos de las Islas se han incrementado un 6,6 por ciento en relación al pasado año, lo que muestra una “tendencia positiva” en la evolución del tráfico que comenzó en abril y mayo con crecimientos del 1,9 por ciento y 2,7 por ciento, respectivamente.

Son datos aportados por el director de Red de Navegación Aérea, José Luís Méler, durante la presentación del Plan de verano 2014 previsto en la región para los meses estivales, que contempla diversas medidas parar adaptar los flujos aéreos a la demanda en los aeropuertos de las Islas.

Con todo, ha destacado que las cifras de tráfico aéreo confirman “un contexto muy favorable”, teniendo en cuenta “la situación de crisis de la que venimos”, al tiempo que ha reconocido que las cifras de movimientos de aviones en invierno “no han sido buenas”.

Asimismo, Méler ha apuntado que, si se confirman los datos obtenidos en junio, “tal vez se tendrá que revisar al alza la previsión prevista en los aeropuertos de Baleares, de modo que el tráfico aéreo podría estar cercano a crecimientos del 7% u 8% durante todo el verano”, ha apuntado al respecto.

PLAN DE VERANO

El plan de verano contempla una serie de medidas para atender el tráfico en Baleares, encaminadas a dotar el sistema de una mayor capacidad de gestión en los momentos de mayor demanda y que se concretan en actuaciones en el ámbito técnico-operativo y en el de los recursos humanos.

Con todo, uno de los principales objetivos que se marca Navegación Aérea es de mejorar los resultados de demora un 10% respecto al año, lo que situaría el tiempo de demora por debajo del 0,5 minutos por vuelo de media anual.

“Con este paquete de medidas esperamos que el verano de 2014 sea al menos como el de 2013. Para nosotros lo importante es bajar las demoras con respecto al pasado año, cuando se lograron reducir un 30%”, ha apuntado.

ACTUACIONES TÉCNICO-OPERATIVAS

Entre las nuevas medidas que se adoptarán durante la temporada alta, el director de Red de Navegación Aérea ha destacado el “desdoblamiento” del sector Ibiza, de modo que en los días en los que hay mayor demanda, que coincide con los fines de semana, se incrementará la capacidad de gestionar movimientos, pasando de 28 movimientos/hora, a 28 y 30 movimientos/hora simultáneamente, con lo que se pretende “evitar las demoras que hubo el anterior verano”, ha dicho.

Asimismo, se han establecido los procedimientos para hacer un seguimiento de la operación, a través de una unidad H-24 creada recientemente y cuyo objetivo será supervisar el desarrollo de las operaciones para posibilidad actuaciones inmediatas en toda la Red coordinación y análisis muy exigente. Este H-24 está conectado con los máximos responsables de Navegación Aérea y facilitará toda la información necesaria para la toma de decisiones en tiempo real.

REFUERZOS DE CONTROLADORES

Entre las actuaciones del ámbito de recursos humanos, destaca el aumento de la plantilla de la Torre de control de Palma, reforzándola con tres nuevos controladores habilitados con respecto a los que se contaba en la campaña de 2013. De este modo, se pasará de los 45 actuales a un total de 48 este verano.

Por su parte, el Centro de control tiene previsto incrementar el número de controladores, hasta llegar a los 123 controladores antes de finalizar el año.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.