Pornografía y software ‘pirata’, los contenidos no deseados más populares entre los menores españoles

control parentalLa forma en que se comunican los niños ha cambiado drásticamente a lo largo de la última década. No se ven o llaman tan a menudo, pero están constantemente en contacto utilizando una gran variedad de servicios de mensajería instantánea y redes sociales. En algún momento, entre los 11 y 14 años, dependiendo de las modas juveniles y las leyes en vigor, los menores quieren crear su propia cuenta de Facebook o Instagram. Sin embargo, los padres siguen siendo responsables del comportamiento de sus hijos, también cuando se trate de temas completamente virtuales.

Si tenemos en cuenta la distribución de las visitas a sitios indeseables detectadas de enero a mayo de 2014 por la herramienta de Control Parental de Kaspersky Lab, que filtra los contenidos no aptos para menores y que se integra en los productos de la compañía, en España tenernos tres categorías destacadas: contenidos pornográficos, software ilegal y juegos de azar.

El 39,9% de las visitas de los niños españoles iban dirigidas a páginas web con contenidos pornográficos (la media de Europa occidental se sitúa alrededor del 50%) y el 24% a webs de software ilegal, lo que supone el récord de entre los estados más importantes de la Unión Europea por tamaño y población, como son Inglaterra, Alemania, Francia e Italia. La media de visitas a páginas de software ‘pirata’ de este grupo de cinco países europeos se sitúa en el 5,6%, a gran distancia del dato registrado en España, que casi quintuplica la media de los cinco ‘grandes’.

En este sentido, España también destaca por los índices de visitas a webs de ‘violencia’, con un 4,8% de incidencia, siendo líder europeo en esta categoría junto a Inglaterra, que alcanza exactamente el mismo porcentaje.

El equipo de seguridad de Kaspersky Lab ha elaborado una serie de consejos para que los padres protejan a sus hijos de contenidos indeseados cuando navegan por la red:

  • Prohibir a los hijos abrirse una cuenta en una red social no servirá de nada; acabarán abriéndola a escondidas para no sentirse excluidos de sus grupos de amigos. La prohibición impedirá a los padres tener una cierta vigilancia de la actividad online de sus hijos y tomar el control si fuera necesario.
  • Protege la privacidad. Para que los menores estén protegidos al 100% de trolls e individuos peligrosos que puedan contactar con ellos a través de Internet, se les debe enseñar normas básicas de seguridad en la red como no revelar sus nombres ni las direcciones de su casa o escuela, contar a sus padres u otros adultos en los que confíen si se ven inmersos en conversaciones o temas inquietantes en Internet, etc. Además, es preciso monitorizar lo que publican en sus redes sociales, teniendo especial cuidado con las fotos y vídeos, ya que el niño puede ser localizado en la foto a través de las etiquetas de geolocalización. Para evitar problemas serios, esta opción debería desactivarse.
  • Establecer acuerdos justos. Aunque los padres confíen en que sus hijos entienden las normas básicas querrán asegurarse de que sus asuntos online están en orden y que no está pasando nada malo. Probablemente, un adolescente no quiera darle a sus padres la contraseña de su cuenta ni añadirles como amigos, por eso lo más razonable suele ser confiar en una solución de control parental, ya que puede ser la opción menos ofensiva. Un software de control bien diseñado puede avisar a los padres en situaciones específicas sin que tengan que leer todas las conversaciones. También puede bloquearse el acceso a la red hasta que los deberes estén hechos.
  • Cuidado con el acoso. Las agresiones pueden manifestarse de varias maneras: robar la contraseña de la víctima y publicar algo desde su cuenta, publicar fotos embarazosas de la víctima, revelar los secretos de la víctima públicamente, etc. La monitorización del ordenador y el control parental son una buena opción para prevenir y detectar prematuramente estas situaciones, que deberán ser comunicadas a la autoridad escolar y/o policial competente.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.