La Policía Nacional localiza y detiene a un violador que atacó a una mujer francesa en Mallorca

Imagen de Archivo

Agentes de la Policía Nacional han localizado a un agresor sexual tras intentar contactar con su víctima a través de una red social. Los hechos ocurrieron en el verano de 2010 cuando un individuo presuntamente agredió sexualmente a una mujer francesa que acompañada de una amiga se encontraba de vacaciones en la isla de Mallorca. La víctima se puso en contacto a través del consulado Francés con los agentes españoles tras reconocer como su agresor a la persona que aparecía en el perfil que solicitaba su amistad en una red social. Poco después fue arrestado por las autoridades eslovacas a raíz de una Orden Europea de Detención dictada por España y gracias a la colaboración de INTERPOL.

Los hechos sucedieron en julio del año 2010 cuando la víctima y una amiga, ambas de nacionalidad francesa, conocieron en Mallorca a dos hombres con los que coincidían en la playa. Una noche, cuando las mujeres salían de una discoteca, se encontraron con estos individuos y se dirigieron a una playa cercana donde agredió sexualmente a una de las chicas hasta que su amiga consiguió separarle. Tras denunciar lo ocurrido en una comisaría, los agentes realizaron diversas gestiones sin éxito con la intención de localizar al presunto autor de los hechos del cual la mujer solo sabía su nombre de pila.

Un tiempo más tarde, el agresor contactó con la joven a través de una red social. La joven al recibir la solicitud de amistad reconoció al hombre que aparecía en la fotografía de perfil como la persona que le había agredido sexualmente. Rápidamente se puso en contacto con los agentes españoles a través del consulado Francés y se comprobó que había un gran parecido con las imágenes recogidas del presunto autor en las labores investigativas.

Los investigadores se pusieron en contacto con las autoridades eslovacas a través de INTERPOL y se averiguaron el domicilio desde el que se había contactado con la joven a través de Internet. Poco después averiguaron que en esas fechas la familia que residía en ese inmueble había viajado junto a sus hijos a Mallorca y que el nombre de uno de ellos correspondía con el que la víctima había facilitado a la Policía. En consecuencia se solicitó una OEDE y las autoridades eslovacas detuvieron al presunto autor de los hechos.

La operación se ha llevado a cabo por agentes pertenecientes a la Jefatura Superior de las Islas Baleares con la colaboración de INTERPOL, las autoridades eslovacas y el Consulado Francés.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.