El Ajuntament y los copropietarios de Luís Sitjar llegan a un acuerdo

El teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, Jesús Valls, ha comparecido acompañado del representante de los copropietarios del 68% del estadio Lluís Sitjar, Joan Aguiló, para informar del consenso entre ambas partes, e instar al RCD Mallorca a desistir de la medida cautelar que tiene paralizada el proceso “desde hace demasiado tiempo”, según Joan Aguiló.

Hay que recordar que el Ayuntamiento inició un expediente de disciplina urbanística que declaraba la ruina del estadio, expediente que el RCD Mallorca paralizó,  inicialmente, hasta la sentencia de la vista del juicio que tendrá lugar el próximo 11 de julio. El pasado mes de febrero, y ya que no se encontraba solución, Cort realizó un nuevo informe técnico que mostraba el estado de ruina técnica del edificio, y un deterioro progresivo que hacía el edificio peligroso. A raíz de ello, el Ayuntamiento aprobó el expediente de ejecución subsidiaria por un importe de 1,2 millones de euros, y se inició el proceso de notificación a los copropietarios. “A día de hoy ya hemos notificado a 150, y proseguimos la ejecución subsidiaria”, ha declarado Valls.

Es destacable que la paralización del proceso se debe únicamente a la voluntad del RCD Mallorca. El regidor ha explicado que la ejecución subsidiaria es una decisión “meditada y que atiende a la legalidad vigente, además de consensuada con todas las fuerzas políticas”. En este sentido, se solicita a los responsables del Club que “faciliten la demolición”, recordando la “sintonía con el resto de copropietarios de cara a estudiar la posibilidad de la permuta de terrenos” por los de Son Moix. Valls ha manifestado que “se trata de racionalidad urbanística; partimos de estudios y valoraciones técnicas, y llegaremos a un planteamiento final sobre esta base, este es el camino”.

El paso siguiente tendría que ser, en consecuencia, el estudio para llevar a cabo una permuta de los terrenos de Lluís Sitjar y Son Moix. El regidor, acompañado del representante de los copropietarios, Joan Aguiló, mostró su satisfacción porque los copropietarios compartan esta voluntad de permuta. Hay que aclarar que el intercambio sería sólo “de terrenos, puesto que el estado ruinoso de Lluís Sitjar hace que sólo se pueda valorar el solar”, según Valls, y por otro lado, el RCD Mallorca es usuario de pleno derecho de Son Moix, puesto que tiene la cesión del estadio por 60 años, “un periodo que supera la vida útil del edificio”. No se intercambiarían inmuebles, sino terrenos. El Ayuntamiento tiene la intención de usar este terreno para “hacer crecer la Falca Verde, un espacio libre público con equipamientos por concretar”.

Sin embargo, “todavía no tenemos las valoraciones”, ha dicho Valls, a pesar de que “siempre se harían por motivos de interés público, en ningún caso se producirían recalificaciones con aprovechamientos injustificados”, ha añadido.

El representante de los copropietarios del 68% del Lluís Sitjar, Joan Aguiló, ha declarado que esta decisión “es la que hemos defendido y deseado siempre, puesto que beneficia a los ciudadanos, a Cort, al RCD Mallorca y a los copropietarios”. Si se produce la permuta, “Cort tendría terrenos para la Falca Verde para los ciudadanos, los vecinos tendrían un espacio limpio, los copropietarios nuestra silla en el estadio, y el Mallorca sería propietario de un estadio moderno y nuevo”. Consecuentemente, “los copropietarios instamos al Mallorca a retirar las medidas cautelares y hablar con la Gerencia de Urbanismo”. Aguiló ha querido aclarar que “los copropietarios queremos lo mismo que hemos tenido, no queremos nada más, pero tenemos que buscar la solución definitiva”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.