El Pi afronta el año electoral con 38 comités locales constituidos

“Vivimos un momento nuevo en la política.” Así empezó a hablar el presidente de Proposta per les Illes, Jaume Font, momentos antes de la cena de verano celebrada hoy.

“Los resultados de las elecciones europeas nos lo han puesto de manifiesto. La gente ha dejado de confiar en las formaciones tradicionales y necesita encontrar alternativas.”

El PI ha reunido esta noche a más de 500 personas, entre afiliados y simpatizantes, en la plaza del Pou de Maria de la Salut. Un año más, la cena de verano sirvió para hacer balance del curso político.

En este sentido, El PI se presentó nuevamente como una “opción centrada que quiere gobernar para la mayoría de los ciudadanos y encontrar puntos en común, fomentando el diálogo y la integración de las diferentes sensiblitats sociales.”

Un año y medio después del Congreso fundacional, el PI se consolida con más de mil afiliados en Baleares, 31 comités locales creados y 7 más pendientes de creación inmediata.

El PI ya tiene una estructura consolidada en los municipios de Alcúdia, Andratx, Ariany, Artà, Banyalbufar, Búger, Calvià, Consell, Costitx, Inca, Lloseta, Llubí, Llucmajor, Manacor, Maria de la Salut, Muro, Petra, Pollença, Porreres, Sa Pobla, Sant Joan, Sant Llorenç, Santa Maria, Sencelles, Ses Salines, Sineu y Sóller. Así como en Marratxí con un régimen especial, en Es Castell, Maó y Ferreries en Menorca y pendientes de constituirse también en dos municipios de Ibiza.

También tomó la palabra el vicepresidente, Josep Melià, quien recordó que “somos como una lluvia fina, que no se ve pero termina calando. Y de aquí a 2015 queremos empapar Baleares con nuestro proyecto.”

En cuanto al papel de El PI en la sociedad, Melià aseguró que esta formación” nació porque la gente pide una alternativa “ante los dos grandes partidos que” intentan mantener la hegemonía sea como sea “.

En este punto, hizo referencia a la propuesta del presidente Rajoy de elección directa del alcalde a través de la lista más votada. El vicepresidente explicó que esta medida daría la práctica totalidad de los ayuntamientos de Baleares al PP, donde se gobernaría a través de un sistema “más presidencial y poco representativo” en el que el Pleno – donde no tendrían mayoría en muchos casos- sería testimonial . “Plantear esta opción es un disparate. Quieren mantener la silla a cualquier precio, pasando incluso por encima de la voluntad popular. Y en casa, comanda el pueblo “.

“Actúan contra nosotros, pero eso nos hace más fuertes.” Estas fueron las primeras palabras del también vicepresidente, Antoni Pastor, al dirigirse a los asistentes. El alcalde de Manacor acusó al gobierno central de desproteger las Islas, “tanto con financiación como con la amenaza de prospecciones o la posible privatización de AENA, entre otros. Toman decisiones en detrimento de nuestros intereses y eso sólo lo puede detener un proyecto exclusivamente balear. Con implantación autonómica y sin dependencias estatales.”

En cuanto a la política más cercana, Pastor reclamó poner la atención sobre “nuestros pueblos, nuestras barriadas, nuestra gente, que lo pasa mal” ante un presidente Bauzá que” gobierna sólo pensando con él. Los representantes del pueblo deben ser de todo el pueblo, no sólo de sus votantes. “Y reclamó” un giro radical “en la manera de hacer política. “El PI”, concluyó, “representa este cambio.”

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.