El caso Tagomago llega a los juzgados

El juzgado de instrucción número 2 de Palma ha citado a declarar a los tres diputados de MÉS que denunciaron por prevaricación y tráfico de influencias al conseller de Medio Ambiente, Biel Company, por el informe favorable a la ampliación del club de playa del islote de Tagomago.

El juez ha ordenado la comparecencia de Biel Barceló, y de los diputados Fina Santiago y David Abril, los tres parlamentarios presentaron la denuncia contra Company por entender que el conseller, a través de la Comisión Balear de Medio Ambiente, pudo incurrir en prevaricación al dar el permiso para una intervención en contra del criterio aplicado en 2009 por el mismo organismo, que informó en contra de una solicitud de obras en las edificaciones de Tagomago.

Los tres parlamentarios serán interrogados en torno a los hechos que denunciaron el pasado mes de mayo y que, según alegan, podrían constituir un delito de prevaricación y otro de tráfico de influencias por parte del conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, y de los técnicos que aprobaron la ampliación.

Santiago, portavoz adjunta de MÉS, y Abril explicaron entonces que Kühn&Partner comercializa servicios turísticos en Tagomago “incompatibles con su preservación medioambiental”, hecho que ya denunciaron el año pasado al aprobarse la ampliación de la casa que está construida en este islote.

Abril señaló que, a pesar de que esta residencia de lujo, el muelle, los pantalanes y los viales cuentan con un informe desfavorable de 2009 y está denunciada por los técnicos de la Conselleria por su presunta ilegalidad, el año pasado se informó favorablemente sobre la ampliación, momento en el que la formación empezó a solicitar documentación al respecto. Además, estas construcciones son objeto de investigación por parte del Juzgado de Instrucción número 2 de Ibiza.

En su denuncia, MÉS solicita que se cite a declarar a Company, a Kühn y a su pareja, Norma Duval, a quien Abril calificó como “la diva del PP”, puesto que a pesar de que la casa, que se encuentra construida dentro de la franja de 100 metros de la línea de costa, está declarada ilegal, se aprobó su ampliación y ahora se aprueban las obras de reforma del “kiosko playero de lujo para gente VIP”.

Además, la coalición econacionalista también solicita el testimonio del presidente de la Comisión Balear de Medio Ambiente y el de los técnicos medioambientales y jurídicos involucrados en la redacción de los distintos informes.

Cabe destacar que el islote de Tagomago es un Área Natural de Especial Interés (ANEI), está catalagoda como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) y forma parte de la Xarxa Natura 2000 al estar considerado un espacio con “el máximo nivel de protección medioambiental según la normativa comunitaria”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.