San Fermín arruina el primer sábado de rebajas de Jaime II

Todavía duran los efectos de la fiesta de San Fermín en el Bar España, lo que hace unos años era una fiesta de unos amigos, este año se ha “desmadrado” y más de 2.000 personas han participado en la orgía etílica del San Fermín palmesano.

Las consecuencias del descontrol etílico de miles de personas en escasos metros cuadrados no se hizo esperar y quienes sufrieron las consecuencias fueron los comerciantes de Jaime II en su primer sábado de rebajas.

En una carta dirigida a Esperanza Crespí el presidente de los comerciantes de Jaime II, Pedro Mesquida, explica como “A la finalización de dicha fiesta, los participantes en la misma –su mayoría en estado más que ebrio- fueron transitando por dichas calles de manera alborotada, ruidosa, molestando e increpando a la gente e incluso vomitando y dejando las secuelas de imagen y suciedad a las que aún a estas horas del día de hoy no se ha dado respuesta por los servicios de limpieza de Emaya.”

Algunos comerciantes llamaron a la policía al ver como se orinaban, literalmente, en sus comercios, y todavía están esperando.

Los comerciantes no comprenden “la falta de previsión municipal y menos aún la absoluta desorganización cuando hoy lunes las calles
siguen mostrando la imagen producto de esas juergas”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.