Son Espases dispone de la tecnología necesaria para detectar la “Droga Caníbal”

El Laboratorio de Toxicología Clínica del Servicio de Análisis Clínicos del Hospital Universitari Son Espases es pionero, en el ámbito nacional, en disponer del método analítico que permite la detección en sangre y orina de la droga metilenedioxipirovalerona (MDPV) en dos horas

Disponer de la capacidad de detección de esta sustancia es muy importante porque la MDPV no se puede detectar con las analíticas de las drogas convencionales. Para los médicos de Urgencias, es fundamental contar con la confirmación de la presencia de esta droga en un paciente para poder indicar el tratamiento más adecuado.

La MDPV es una droga sintética derivada de la catinona, que es un alcaloide que se halla en el arbusto Catha Edulis (Khat) nativo del África oriental. Además, la catinona está relacionada con las anfetaminas y es el principal contribuyente al efecto estimulante de esta planta.

Solamente con el consumo de 5mg de esta droga, ya sea por vía oral o nasal, fumada o inyectada, los efectos de la intoxicación pueden tener una duración de 6 a 8 horas y, en algunos casos, pueden prolongarse hasta una semana. Otro peligro a tener en cuenta es que se trata de una sustancia con un alto potencial adictivo.
En el ámbito del comportamiento, los efectos que producen son: paranoia extrema, psicosis, reacciones violentas, tendencias suicidas y un impulso incontrolable de morder. Las manifestaciones clínicas van desde taquicardia, hipertensión, arritmias, hipertermia, sudoración, lesión muscular y convulsiones hasta hemorragia cerebral, edema cerebral, colapso respiratorio, infarto de miocardio y muerte.

El tratamiento es principalmente de apoyo y se centra en contrarrestar el estado de hiperestimulación que incluye la sedación con benzodiacepinas intravenosas, medidas de prevención de las convulsiones, estrecha vigilancia médica y sistemas de retención para evitar que el paciente se provoque daño a él mismo o a las personas que le rodean.

Técnica de detección con muestras de orina o de sangre
La detección de la droga MDPV es posible gracias a la técnica de la cromatografía de gases, acoplada a la espectrometría de masas.
Es una técnica que requiere una alta cualificación del personal, ya que la preparación de las muestras para analizarlas es manual y no se puede automatizar.

Inicialmente, es preciso eliminar las sustancias accesorias e introducir la muestra en el cromatógrafo. La identificación de la sustancia se realiza por comparación de los espectros de masas de las muestras del paciente con muestras puras de la sustancia.
Los profesionales del Laboratorio del Hospital Universitari Son Espases han conseguido obtener la confirmación de la presencia de la sustancia con una muestra de orina o de sangre y tener el resultado en dos horas.

Las analíticas que se han realizado en Son Espases se han utilizado para confirmar, con una analítica de orina, la presencia de metilona, otra variante de la droga, en el caso de un paciente de Ibiza y de MDPV en un caso de Mallorca.

La Unidad de Toxicología Clínica del Hospital Universitari Son Espases es un referente en el ámbito nacional
En España, solo seis hospitales cuentan con unidades de toxicología clínica multidisciplinar. Uno de ellos es el Hospital Universitari Son Espases que, el año 2013, participó activamente en el diagnóstico de más de 300 casos de pacientes intoxicados por alcohol, fármacos y drogas. Además, los profesionales que integran la Unidad de Toxicología ya han realizado dos tesis doctorales y dos más están en curso. También han participado activamente en proyectos de investigación, en congresos nacionales e internacionales, así como en trabajos de docencia tanto en el ámbito local como en el nacional.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.