Dos detenidos en Palma por estafas con el sistema de factoring y confirming bancario

Agentes de la Policía Nacional de Baleares, tras una compleja y larga investigación, se ha llevado a cabo la primera fase de la “Operación El Método”. Durante la misma se ha procedido a la detención de dos varones, uno de nacionalidad italiana, y otro de nacionalidad española de origen chileno.

La investigación se inició a raíz de denuncia formulada en diciembre de 2013 en Bilbao por una entidad bancaria vasca que había remitido, por orden de su cliente -una importante empresa petrolera- un cheque confeccionado mediante el sistema factoring y confirming para que lo cobrara otra empresa ubicada en Barcelona, que era su proveedora. Durante el trayecto postal de Bilbao a Barcelona el cheque fue interceptado, manipulado, falsificado y finalmente apareció cobrado en Palma en otro banco, por una tercera empresa denominada FB.

Tras arduas gestiones, por parte de los agentes del Grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos, para el esclarecimiento de los hechos, se detectó que la tercera empresa FB, la que retira el cheque en Palma es una empresa pantalla, es decir sin actividad, que únicamente abre la cuenta bancaria para recibir esos cheques y una vez ingresados su administrador hace el reparto de su cuantía entre los distintos implicados; el interceptador del cheque, el falsificador, el correo y los testaferros entre los que se incluye él mismo.

Se detectaron otros dos cheques interceptados procedentes de otras partes del territorio nacional y que tenían como legítimo destinatario, del sistema de factoring y confirming bancario, un cliente de Barcelona. Cabe señalar que con el sistema de factoring y confirming, (cheques elaborados directamente por el banco a la orden de su cliente) una vez interceptado y manipulado el cheque, los autores disponen de un margen de actuación de entre una y dos semanas para hacerse con la cuantía del mismo y repartirla, toda vez que entre las legítimas empresas emisora y receptora del talón la comunicación no era fluída.

Desde Palma de Mallorca se facilitaban a Cataluña los datos de las empresas pantalla para que una vez interceptados los cheques se falsificaran y se rellenaran con esos datos.

La detención del ciudadano italiano vino dada porque actuó como correo, siendo quien trasladó los cheques ya interceptados y manipulados desde Cataluña a Palma, llegando a cobrar directamente alguno de ellos y al español se le detiene al ser uno de los beneficiarios de la trama, ya que en la apertura de cuentas corrientes de las empresas pantalla cooperaba a la hora de dar apariencia de cierta solvencia de los testaferros italianos ante el banco.

La actividad ilícita tiene ramificaciones en todo el territorio nacional, siendo la cuantía defraudada, en los tres cheques cobrados en Palma, cercana a los 40.000 euros. Los dos detenidos fueron puestos a disposición judicial y no se descarta la práctica de más detenciones ni la aparición de más cheques falsificados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.