Alemania, Alemania, Alemania, Alemania…

Alemania se ha coronado como campeona de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Brasil tras vencer por 1-0 a Argentina en la final disputada en el Estádio Maracanã en Rio de Janeiro. Además de lograr su primera Copa del Mundo desde 1990, donde también superó en la final a los argentinos, el conjunto teutón se ha convertido en la primera selección Europea en ganar un Mundial en suelo sudamericano.

La final comenzó con el guión esperado, es decir, con los germanos llevando el peso del encuentro y los argentinos esperando su ocasión a la contra. Pero la primera ocasión fue para el combinado sudamericano cuando Gonzalo Higuaín lo intentó con un tiro cruzado desde dentro del área que se marchó desviado por el palo derecho de Manuel Neuer en el minuto cuatro.

A pesar de tener la posesión de la pelota, los hombres de Joachim Löw no lograban superar el entramado defensivo de una Argentina que no recibía goles desde la fase de grupos. De hecho, un mal despeje de Toni Kroos en el 21′ estuvo apunto de ser el 0-1 para la albiceleste. El jugador del FC Bayern München despejó de cabeza hacia su portero sin percatarse de la presencia de Higuaín, que solo ante Neuer no aprovechó el regalo y disparó fuera.

Esta acción hizo dudar a los teutones y los chicos de Alejandro Sabella se animaron a ser un poco más ofensivos, aunque en el minuto 37 André Schürrle con un disparo desde dentro del área tras un pase Thomas Müller obligó a Sergio Romero a realizar una buena parada.

Antes del descanso y con Alemania volviendo a dominar, los germanos tuvieron su mejor ocasión en el primer tiempo. Un córner ejecutado por Kroos fue rematado de cabeza por Benedikt Höwedes al palo izquierdo de Romero. La final, tras un gran primer encuentro, se marchaba sin goles al descanso.

Nada más reanudarse la final, Messi disfrutó de una estupenda oportunidad pero desde dentro del área disparó muy desaviado de la portería de Neuer. A la hora de juego le tocó responder a Alemania con un remate de cabeza de Miroslav Klose que atajó sin problemas Romero. No obstante y a pesar de estas acciones, en el segundo tiempo el cansancio y el miedo a errar hizo que el encuentro decayera en ritmo, aunque el gol podría caer de cualquier lado.

Con ambas selecciones muy cansadas y con la prórroga en el horizonte, Mesut Özil organizó una jugada por la derecha y centró al área para que Kroos desde la frontal disparara desviado en el 82′. Finalmente, el temor se impulso en los instantes finales del segundo tiempo y la final se preparó para vivir 30 minutos extras.

Rápidamente pudo llegar el primer tanto del duelo cuando Schürrle disparó desde dentro del área pero se encontró con la figura de Romero. Esta acción no arrugó a los argentinos que por medio de Rodrigo Palacio también gozaron de su ocasión pero solo ante Neuer no acertó a marcar en el primer tiempo de la prórroga.

Pero en la segunda mitad del tiempo extra y en su primera oportunidad, Alemania ya no perdonó. Schürrle realizó una gran jugada por la banda izquierda y centro al área donde apareció Mario Götze para batir con clase a Romero. Era el minuto 113 y los germanos rozaban su cuarta estrella.

Lógicamente, Argentina lo intentó hasta el final y pudo empatar por medio de Lionel Messi, pero al final Alemania logró su cuarta Copa Mundial de la FIFA y undécima para Europa por nueve de Sudamérica. Una de las mejores generaciones del fútbol alemán obtuvo su recompensa en el mítico Estádio Maracanã. ©UEFA.com 1998-2014

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.