El Ajuntament asegura que ha reducido el botellón, el trile y la prostitución en la Playa de Palma

El teniente de alcalde de Turismo y Coordinación Municipal, Álvaro Gijón, ha calificado como “positivos” los resultados obtenidos tras la entrada en vigor de la Ordenanza Cívica en las zonas turísticas, en especial en la Playa de Palma. Gijón ha resaltado que esta reducción se ha constatado sobre todo en la práctica del botellón, así como en el trile, venta ambulante ilegal, masajistas y la prostitución.

Álvaro Gijón recordó que “lo prioritario tras la campaña informativa que se llevó a cabo en la Playa de Palma durante los primeros días de junio, ha sido atajar la práctica del botellón, tanto en la playa como en el paseo. Prueba de ello es que en este mes y medio se han realizado 15 “focus” o actuaciones específicas, en algunos casos en colaboración con la Policía Nacional donde se han decomisado más de 2.000 bebidas y se han impuesto 85 denuncias por ingerir alcohol en lugares prohibidos”.

Gijón añadió que “la mayoría de los 5.000 euros obtenidos por sanciones corresponden a multas por botellón”.

El teniente de alcalde de Turismo continuó explicando que “también se han realizado 40 actuaciones relacionadas con el trile y 165 sanciones por masajes ilegales. Como consecuencia de estas dos actividades, se han decomisado 2.500 euros”.

En este punto, el teniente de alcalde de Turismo quiso puntualizar que “aunque la Ordenanza no tiene ningún afán recaudatorio, más del 70% de las sanciones impuestas a los turistas han sido cobradas debido a la implantación de un nuevo sistema informático que agiliza el proceso administrativo y que permite al infractor abonar la multa y beneficiarse de la rebaja de la sanción”.

14.000 objetos decomisados por venta ambulante ilegal.- El responsable de Turismo continuó explicando que “en relación con la venta ambulante, se han realizado más de 550 actuaciones que ha dado como fruto el decomiso de unos 14.000 objetos entre los que se encuentran 7.000 gafas de sol y 300 relojes, así como collares, anillos y otros objetos”.

Las actuaciones contra la prostitución en la Playa de Palma desde que entró en vigor la Ordenanza Cívica han derivado en la imposición de una sanción a una persona por solicitar favores sexuales. Cort ha podido constatar una reducción de esta actividad en la zona puesto que “actualmente se tienen cuantificadas unas 20 prostitutas, cuando antes de que se pusiese en marcha la ordenanza, este número se elevaba a 65”, señaló Álvaro Gijón.

Por todo ello, el teniente de alcalde de Turismo ha calificado la aplicación de la Ordenanza Cívica en Playa de Palma como “positiva”, aunque ha recordado que “hemos de continuar con la labor informativa, celebrando reuniones de seguimiento con el sector hotelero, de restauración y salas de fiestas”.

En relación con la zona centro de Palma, la ordenanza ha permitido una notable reducción de los carteristas y no ha registrado ninguna denuncia por ir en la ciudad sin la vestimenta adecuada.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.