Baleares presenta un déficit fiscal de 1.483 millones

Baleares registra un déficit fiscal de 1.483 millones, según las cuentas públicas territorializadas presentadas este miércoles por el experto Ángel de la Fuente en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que además apuntan que esta comunidad, Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana son las cuatro autonomías que ostentan un balance negativo.

Al analizar los datos per cápita, Madrid sigue siendo la que registra mayor déficit fiscal (2.575 euros por habitante), pero en segundo lugar se encuentra Baleares (1.329 euros) y Cataluña baja al tercer puesto, con un saldo negativo de 1.119 euros por habitante. Comunidad Valenciana ocupa el cuarto puesto con un saldo negativo de 394 euros.

La Comunidad de Madrid es la que tiene un mayor déficit fiscal con un total de 16.723 millones menos de los que aporta al Estado, prácticamente el doble que la segunda comunidad, Cataluña, que arroja un déficit fiscal de 8.455 millones de euros.

En concreto, la Comunidad Valenciana presenta un déficit fiscal de 2.018 millones y Baleares de 1.483 millones. En el otro lado de la balanza, Andalucía (7.421 millones), Canarias (4.054), Castilla y León (3.929) y Galicia (3.240) son las que salen más beneficiadas de este cálculo.

El resto de comunidades presentan un saldo positivo según el método de carga-beneficio elegido por el grupo de expertos a los que el Departamento dirigido por Cristóbal Montoro encargó el estudio.

Según De la Fuente, la primera conclusión que se puede sacar del estudio es que los ricos pagan más y que los pobres tienen saldos positivos, aunque hay algunas excepciones como las comunidades forales, que tienen saldos positivos pese a formar parte de las regiones ricas, o algunas comunidades de rentas bajas con saldos neutros o negativos, como la Comunidad Valenciana o Murcia.

Las balanzas fiscales se han calculado a partir de los gastos y los ingresos. Según De la Fuente, dos tercios de los saldos fiscales se explican “única y exclusivamente” por los ingresos debido a los elevados impuestos de las provincias más ricas, datos que no son “raros ni preocupantes”.

UN 17% DE LOS SALDOS PODRÍA IMPLICAR DESIGUALDADES

Así, sólo un tercio de esos saldos fiscales habría que mirar con más detalle porque podría indicar diferencias de trato entre regiones. Dentro de ese tercio que habría que revisar, De la Fuente ha explicado que hay partidas que tampoco preocupan porque no generan problemas de equidad territorial, como las prestaciones sociales, por lo que sólo preocupa el 17% del gasto que sí es territorializable.

Este 17%, según ha explicado, sí refleja diferencias en el trato a los ciudadanos en la financiación territorial y el porcentaje, aunque es “menor que lo dicen algunos”, es “preocupante”. En este sentido, De la Fuente ha asegurado que para que los ciudadanos tengan los mismos derechos y el mismo acceso a los servicios públicos la financiación regional tendría que ser “más uniforme”.

De hecho, ha reconocido que el grado de igualdad en acceso a los servicios públicos no es el deseado y que si se incluye a las comunidades forales las diferencias son aún más grandes, por lo que no se cumple el principio constitucional de que el sistema autonómico no debe generar privilegios.

CIFRAS NO COMPARABLES A LAS DE LA GENERALITAT

Preguntado por las cifras de Cataluña y las diferencias que existen con las publicadas por la Generalitat, De la Fuente ha recordado que ellos usaron otra metodología (flujo monetario) y que calcularon el saldo de la región teniendo sólo en cuenta el Estado ni las relaciones con otras comunidades (cuando un catalán compra una casa en Galicia o al revés).

“No son estrictamente comparables”, ha dicho De la Fuente, tras recordar además, que muchos sistemas contables públicos imputan muchas cosas a Madrid que no le corresponden completamente y que estos tres expertos han decidido sacar y repartir entre todas.

Sí se pueden comparar las cifras con las que publicó el Gobierno socialista del año 2005, aunque De la Fuente ha alertado de que ni 2005 ni 2011 son dos años típicos, porque en uno la economía crecía mucho y en el otro España estaba “en el fondo del pozo”.

Preguntado por si el año que viene se incluirán ya las ayudas a la banca y sobre cómo se repartirán, el experto ha admitido que el tema es difícil y que habrá que pensar cómo se hace, aunque lo más probable es que el reparto se haga en función de los depósitos y su distribución regional. Además, ha recordado que el volumen total de ayudas tardará tiempo en conocerse.

UNA RADIOGRAFÍA DETALLADA

De la Fuente ha asegurado que el objetivo principal del estudio es ofrecer una información “detallada y objetiva” de una cuestión “tan sensible” como el reparto territorial de cargas y beneficios del sector público. A su juicio, es un tema “de mucho interés” y lo que han hecho los expertos es recoger y esquematizar la información disponible y presentarla de forma que sea “más útil. “Queremos dar una radiografía detallada del dinero público”, ha señalado.

Según De la Fuente, otro de los objetivos es intentar poner “un poco de orden” en los datos y no “mezclar churras con merinas” separando las cosas que tienen lógica territorial de las que no. Por otro lado, ha resaltado el esfuerzo de transparencia hecho por el Gobierno al encargar este estudio y publicarlo anualmente, ya que no hay ningún país federado que publique informe de este tipo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.