El Govern aprueba la Ley de Comercio

El Consell de Govern ha aprobado esta mañana el proyecto de Ley de Comercio de las Islas Baleares, que se centra en regular exclusivamente la actividad comercial. No entra en aspectos que no sean directamente los propios. Además, adapta la normativa autonómica a la estatal y europea, que inciden especialmente en la liberalización del sector, y profundiza en la simplificación administrativa, en línea con otras actuaciones del Govern.

El proyecto de Ley que será trasladado al Parlament para su aprobación definitiva se centra en la actividad en sentido estricto, dejando fuera otras cuestiones como las lenguas en que se pueden rotular los establecimientos o atender al público. Destaca la inclusión de los centros comerciales urbanos, que se potencian a través de planes de dinamización comercial en las diferentes localidades de la Comunidad.

El nuevo texto determina las superficies para consideración de “gran establecimiento comercial”, diferenciando por Islas: en Mallorca a partir de 700 metros cuadrados; en Menorca e Ibiza, a partir de 400 metros cuadrados y en Formentera, a partir de 300 metros cuadrados.

La liberalización comercial es un principio inspirador de la Ley que rige sobre los horarios comerciales, así como sobre los días de apertura. Por una parte, todas las tiendas, salvo las grandes superficies, pueden abrir hasta 90 horas a la semana distribuidas en los días que consideren. Por otro lado, la apertura máxima en domingos y festivos se establece para las grandes superficies en 15 días para el próximo año y 16 en los sucesivos.

La posible concesión de zonas de gran afluencia queda definida en el nuevo marco legal con una serie de criterios objetivos para su evaluación por parte de la Administración autonómica, a petición de los ayuntamientos si lo desean para todo su término municipal o parte de él. Entre los requisitos a considerar están la concentración de establecimientos turísticos, la proximidad a áreas portuarias y ser zonas que atraigan al visitante de compras.

Las rebajas no tendrán ningún periodo específico establecido. Cualquiera podrá hacer los descuentos que estime oportunos en los momentos que considere.

Una vez aprobada definitivamente la nueva Ley de Comercio también incidirá en la simplificación administrativa. Suprimirá el Registro General de Comercio de las Islas Baleares y facilitará los procedimientos administrativos del ámbito comercial.

Otros de los puntos destacados del proyecto de Ley aprobado por el Consell de Govern es la prohibición de venta de bebidas alcóholicas a menores de edad en establecimientos comerciales, a la vez que señala que la regulación, inspección y sanción de ventas de este tipo de artículos corresponde a los ayuntamientos. Asimismo, con el nuevo marco, serán los mismos municipios los que podrán inspeccionar y sancionar la venta ambulante, mientras que la ordenación territorial de los equipamientos comerciales corresponderá a los Consells Insulares.

El proyecto de Ley de Comercio de las Islas Baleares también incorpora las nuevas tecnologías. Introduce en su articulado el comercio electrónico y las ventas ‘on line’.

Otro aspecto igualmente destacado del texto aprobado es que promueve la participación directa de los diferentes actores vinculados con el sector, igual que han participado en la redacción para alcanzar un gran acuerdo. En el futuro se creará la Comisión Interinsular Asesora de Comercio, que garantizará siempre esta participación activa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.