El Aeropuerto de Palma instala doce puertas automáticas lectoras de tarjetas de embarque en sus filtros de seguridad

El Aeropuerto de Palma, con el objetivo de reducir el tiempo de acceso a los filtros de seguridad y mejorar el la calidad del servicio al pasajero, ha llevado a cabo una serie de medidas en las zonas de filtros de seguridad Norte y Sur de la Terminal.

En primer lugar, se han implantado doce puertas automáticas para la lectura de tarjetas de embarque, pasando de 4 a 16 accesos a la zona de arcos de seguridad. Tras posicionar la tarjeta de embarque sobre el lector, el pasajero accederá a la Zona Cero, espacio situado entre las puertas automáticas y los arcos de seguridad y Rayos X. De este modo, se agiliza el flujo de pasajeros en esta zona.

Además se ha ampliado la Zona Cero en 250 m2 para que el pasajero cuente con mayor espacio y visibilidad a la hora de dirigirse a una cinta u otra de Rayos X. Más arcos de seguridad y nuevas cintas de transporte El Aeropuerto también ha ampliado el número de arcos de seguridad, pasando de diez a doce en total, añadiendo cuatro máquinas más de Rayos X.

Todo ello, incrementa en un 20% la capacidad del proceso de inspección, agilizando el paso a los pasajeros. Otra mejora que se ha llevado a cabo en este sentido ha sido la instalación de mesas con rodillos, alargando así las cintas transportadoras de equipaje automáticas ya existentes.

De esta manera, el pasajero cuenta con más tiempo para depositar en las bandejas su equipaje y efectos personales, como móviles, monedas o cinturones, entre otros. Asimismo, una vez pasado el arco de seguridad, el viajero cuenta con más tiempo y comodidad para recoger sus enseres ya escaneados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.