Meliá Hotels reduce un 39% su beneficio

Meliá Hotels International registró un beneficio neto de 6,3 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supuso una reducción del 39% de sus ganancias con respecto al mismo periodo de 2013, informó la cadena en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De enero a junio, la cifra de negocio trimestral alcanzó los 703,9 millones de euros, lo que supone un aumento del 6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ingresó 661,6 millones.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) superó los 113,8 millones de euros, con un descenso del 5%, mientras que el beneficio operativo se situó en 93,4 millones, un 29% menos con respecto a los tres primeros meses de 2013.

A pesar de todo, la compañía atribuyó estos “sólidos” resultados a la tendencia “favorable” de la industria turística –con mejoras en todas las regiones–, particularmente en Latinoamérica y el sur de Europa.

Meliá elevó sus ingresos hoteleros un 11,5%, gracias al aumento del 11% en los beneficios por habitación disponible (Revpar), derivado del incremento en los precios.

También contribuyó la web melia.com, cuyas ventas ‘online’ crecieron un 29% más durante el primer semestre de 2014, y Club Meliá, que reportó una mejora del 43,9%, 14 millones más que en el mismo periodo de 2013.

La cadena ha destacado el aumento de las ventas de activos, gracias a la reducción de la intensidad de capital, “dado el interés de la demanda mundial en activos hoteleros y aprovechando el liderazgo de Meliá en la industria de los resorts”.

“Seguimos enfocados en hacer crecer nuestra presencia en todo el mundo, con hoteles de alta calidad bajo nuestras siete marcas”, afirmó el vicepresidente y consejero delegado del grupo, Gabriel Escarrer.

EVOLUCIÓN POR MERCADOS.

Meliá subrayó que la evolución de los resorts en América superó las previsiones en Revpar (+19,1%) como en ocupación (76,2%), donde la clave fueron las cifras obtenidas por México, cuyos ingresos por habitación aumentaron un 44,7%.

En el segmento urbano, el RevPar aumentó un 16,7% en las principales ciudades, con cifras positivas también en Madrid, por segundo trimestre consecutivo y en Mallorca, donde logró doblar el beneficio por habitación en los dos primeros meses de operaciones.

Además, de la mejoría en la demanda doméstica, Meliá también se ha beneficiado de su mayor exposición en el segmento de lujo, mejor que la del resto de segmentos.

Meliá ha reducido su deuda en 80 millones con respecto al cierre del primer trimestre, hasta alcanzar 1.162 millones de euros, gracias al pago pendiente de entidades asociadas. No obstante, la cadena siguió percibiendo los efectos negativos de la incorporación de 29 millones de deuda en manos de Colón Verona –propietaria del Gran Meliá Colón de Sevilla–, y la devaluación del bolívar en Venezuela –con un impacto de 20 millones–.

Meliá anunció además un incentivo para la conversión del bono convertible por importe de 500 millones entre el 19 y 30 de junio de 2014 .El resultado de este incentivo logró una conversión total de 13 millones de euros.

AUMENTA UN 10% SUS HABITACIONES.

De cara al resto del ejercicio, la cadena hotelera seguirá aplicando su Plan Estratégico y una estrategia de distribución centrada en el fortalecimiento de los canales propios, la información del cliente y la innovación a través del lanzamiento de nuevos productos y servicios.

Asimismo, espera aumentar su distribución a nivel mundial, en un contexto de control de costes, con el objetivo de incrementar las ganancias y el valor de los accionistas.

Actualmente la cadena cuenta con más de 16.000 habitaciones, un aumento de casi 10% con respecto a hace un año, destacando

incorporaciones recientes, como el ME Milán o el Innside Nueva York. Hasta junio, la compañía añadió seis hoteles a su cartera, con 1.486 habitaciones adicionales, y se desprendió de tres establecimientos.

En cuanto a la temporada de verano, prevé que la temporada se desarrolle mejor que la de 2013, con la consolidación de proyectos como Calviá Beach y Katamandú Park & Resort.

En el mercado español, la recuperación de la demanda nacional contribuirá a mejorar los resultados, así como con la reciente apertura de sus dos nuevos hoteles de la marca ME en Mallorca e Ibiza, apuntó Escarrier.

Para el ejercicio completo, la cadena espera un crecimiento del RevPar de un dígito medio-alto, especialmente gracias a los resultados en el Mediterráneo y en el Caribe, como consecuencia del aumento de las tarifas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.