El Observatori del Treball marca 2013 como punto de inflexión del mercado laboral de Baleares

El Observatori del Treball de les Illes Balears, de la Conselleria de Economía y Competitividad, ha publicado su informe anual de 2013. En él constata como el crecimiento de la economía de la Comunidad se ha traducido en una evolución positiva del mercado de trabajo, que se mantiene e incrementa en el presente 2014.

El dinamismo de la economía insular logró que por primera vez desde 2007 se creara empleo neto el año pasado. Los registros de la Tesorería General de la Seguridad Social mostraron ya en 2013 un incremento de afiliados en todas las Islas, sumando un total de 387.861 trabajadores dados de alta.

Asimismo, el informe del Observatori del Treball refleja como por primera vez desde 2006 baja la tasa de paro en Baleares. El descenso al finalizar 2013 fue de un 6% personas afiliadas, lo que situó a las Islas cuatro puntos por debajo de la media nacional.

La directora general de Economía y Estadística, Joana Perelló, destaca que “los datos de nuestras Islas nos muestran que la situación del mercado laboral está mejorando y vemos como el año pasado se produjo un cambio de tendencia que se consolida en este. En estos primeros seis meses de 2014 también se han producido descensos del paro e incrementos de la afiliación”.

“Hay más gente trabajando que en 2013, 2012, 2011, 2010 y hasta 2009”, recuerda la directora general, que, aún valorando positivamente estos datos, declara que “todavía hay muchas personas que quieren trabajar y no pueden”. En este sentido, Perelló señala que desde el Govern “continuaremos trabajando, como venimos haciendo desde el primer día para mejorar la situación”.

En su extenso análisis de 2013, el Observatori del Treball concluye que en el ámbito internacional las economías avanzadas empiezan a salir de la recesión y muestran signos de la recuperación. En este contexto destaca el comportamiento de la economía de Baleares, que es más favorables que el del resto de economías de su entorno.

Incidiendo en este aspecto la directora general apunta que “hablamos de una reactivación de nuestra economía, que contribuirá a la creación de nuevos puestos de trabajo”. Mientras, la población activa de las Islas prácticamente se mantuvo durante 2013, con un ligero incremento en términos interanuales.

La fortaleza del sector servicios y especialmente los turísticos fueron los tractores en 2013, cuando todavía caía el número de empresas en Baleares, aunque en mucha menor medida que en años anteriores. De hecho, el año pasado ya se registraron crecimientos en algunas actividades.

Formación y trabajo

El informe del Observatori del Treball dedica un apartado específico a la formación de la población activa. En este ámbito indica que un rasgo determinante de la empleabilidad es el nivel educativo: a medida que aumenta, crecen las probabilidades de inserción en el mercado laboral.

La directora general de Economía y Estadística y coordinadora de la Comisión Interdepartamental del Plan de Empleo, Joana Perelló, apunta que “entre todos debemos fomentar la mejora del nivel formativo de nuestros jóvenes”. Porque, según recoge el estudio del Observatori del Treball, “hay que fomentar el nivel formativo de la población en general y de los activos en particular, ya que el aumen­to permitirá incrementar la empleabilidad del conjunto de trabajadores. Este hecho –continúa el planteamiento- se tra­ducirá en una actividad económica más ele­vada, que conllevará efectos positivos, tanto a las personas como a la economía en general”.

Perelló hace suyas estas palabras e incide en que “la educación y la formación son elementos indispensables para mejorar la empleabili­dad”, a la vez que indica que la mejora de la situación económica de Baleares ha favorecido la crea­ción de puestos de trabajo cualificados, que han sido ocupados por trabajadores con la formación adecuada. Según las conclusiones del Observatori del Treball, los desajustes entre cualificación y ocupación se redujeron el año pasado, en contra de la tendencia anterior.

Desde el comienzo de la crisis los trabajadores habían valorado más aceptar un trabajo por debajo de su cualificación que estar en paro. Sin embargo, en 2013 este desajuste se redujo y lo hizo por primera vez en cinco años.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.