La reforma de la Playa de Palma recibe la aprobación de la Comisión Balear de Medio ambiente

El Plan de Reforma Integral de la Playa de Palma (PRI) ha recibido la aprobación de la Comisión Balear de Medio ambiente. La Junta Rectora del Consorcio, prevista para el próximo 19 de agosto, aprobará provisionalmente el PRI, que después tiene que recibir el visto bueno del Consell de Mallorca antes de su aprobación definitiva, prevista para antes de finales de año.

Álvaro Gijón, teniente de alcalde de Turismo y Coordinación Municipal del Ayuntamiento de Palma, ha mostrado su “satisfacción por el visto bueno de la Comisión Balear de Medio ambiente”, y está seguro de que “no habrá problemas para la aprobación de la Junta Rectora y el Consell de Mallorca”, antes de la aprobación definitiva del PRI. Gijón ha añadido que la inversión que supondrá en la zona, superior a los 350 millones de euros a medio plazo, “es la mayor de los últimos 30 años, y supone conseguir el reto de transformar la Playa de Palma en un destino cuatro estrellas”. También ha querido “agradecer a la Conselleria de Medio Ambiente la celeridad en la aprobación del PRI por parte de la Comisión Balear de Medio Ambiente”.

El avance del Plan se aprobó el agosto de 2012, y fue remitido a la Comisión Balear de Medio ambiente, las recomendaciones del cual ya se incorporaron en el texto aprobado de manera inicial en junio de 2013. A partir de este momento empezó el periodo de exposición pública, que el Consorcio amplió de los dos meses preceptivos hasta tres, para facilitar la presentación de a alegaciones. El PRI, consensuado con las asociaciones de vecinos, la Asociación Hotelera de Playa de Palma y la oferta complementaria, recibió 464 a alegaciones, y el documento incorpora el 70% de las peticiones presentadas en estas a alegaciones. Este periodo concluyó en septiembre de 2013. El análisis de las alegaciones ha llevado a la elaboración del nuevo texto, remitido de nuevo a la Comisión Balear de Medio ambiente, que ha dado el visto bueno. A partir de ahora, el siguiente paso es su aprobación provisional por los representantes de la Junta Rectora, compuesta por el Ministerio de Industria Turismo y Comercio, la Conselleria de Medio ambiente del Govern Balear, el Consell de Mallorca y los Ayuntamientos de Palma y Llucmajor, y prevista para el 19 de agosto.

Posteriormente, y al tratarse de un plan que afecta a dos municipios (Palma y Llucmajor), tiene que ser aprobado de manera definitiva por el Consell Insular de Mallorca, lo cual previsiblemente se producirá en el último trimestre de este año.

El nuevo PRI sirve de marco jurídico para las inversiones privadas en la zona a partir de esta temporada baja; es decir, plantea la creación de un entorno de seguridad jurídica y de condiciones adecuadas para que, bajo el control público, los inversores privados hagan sus aportaciones para la modernización del destino.

De hecho, las inversiones previstas a partir de la finalización de esta temporada estival suponen ya más de 350 millones de euros, considerando los nuevos hoteles de cuatro y cinco estrellas, la renovación y subida de categoría e otros hoteles al amparo del PRI, y la construcción del centro comercial de Ses Fontanelles.

En suma, el PRI facilita la renovación del sector turístico-hotelero, proponiendo su modernización y reforma, siempre que se acompañe de un incremento de categoría a 4 o 5 estrellas. Por otro lado, fomenta los corredores paisajísticos para conectar la primera línea con el Plan de Sant Jordi, y establece la normativa para preservar el pinar en el ámbito urbano. Todo esto encaminado al aprovechamiento y mejora de los recursos disponibles.

El PRI también integra paisajísticamente las infraestructuras y entradas en la Playa de Palma, tanto en la autovía de Levante y la carretera de Cabo Blanco, como en el paseo marítimo y la playa, puesto que constituyen la imagen exterior y la bienvenida a la zona. De hecho, se ha priorizado la conservación de las zonas forestales con medidas como la desclasificación de 471.447 metros cuadrados urbanizables en Son Verí Nou, que con la aprobación provisional pasarán a ser rústicos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.