La Alianza Mar Blava reclama la cancelación de las prospecciones antes de las Autonómicas

La Alianza Mar Blava disiente absolutamente de la consideración expresada por el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que en Baleares las prospecciones petrolíferas tengan que ir “para largo” y reclama a Rajoy que el Gobierno publique, antes de la celebración de las próximas elecciones municipales y autonómicas, la decisión de no autorizar estos proyectos, tal y como reclama unánimemente la sociedad balear.

Este colectivo valora positivamente que Rajoy asegurara, en declaraciones realizadas a la prensa tras reunirse con Felipe VI el pasado viernes en Marivent, que, mientras él sea Presidente del Gobierno, “no habrá ninguna prospección petrolífera [en Baleares] si hay el más mínimo indicio de que puede generar el más mínimo problema en materia de medioambiente”, pero al tiempo le exige coherencia al respecto de sus declaraciones.

“Rechazamos la afirmación de Rajoy de que el tema de las prospecciones tenga que ir para largo y, dado que hay, no sólo indicios, sino amplias evidencias científicas de que estos proyectos de prospecciones petrolíferas causan efectos negativos en el medio ambiente, así como al turismo y la pesca, el Gobierno debería darse prisa en anunciar que no va autorizar estos proyectos”, ha declarado Diego Ojeda, portavoz de la Alianza Mar Blava.

“Otra opción adicional, en el caso concreto de los permisos de investigación concedidos a Cairn Energy en el golfo de Valencia, es asumir su revocación, ya que hacerlo ahora tendría un coste muy reducido para el Estado”, añadió Ojeda.

En efecto, a través de diversas iniciativas parlamentarias en el Senado, se ha podido saber que la cantidad de dinero que ha invertido Cairn Energy en la fase de documentación (previa a los sondeos acústicos) es de unos 450.000 euros, lo que implica que no resultaría muy costoso, en estos momentos, la revocación por parte del Gobierno central de los permisos de investigación de hidrocarburos concedido a la petrolera escocesa.

“No quisiéramos pensar que la afirmación de Rajoy de que las prospecciones en Baleares van para largo significa que su Gobierno pretende postergar la decisión de autorizar estas prospecciones a que pasen las diferentes convocatorias de elecciones. Ese escenario sería inaceptable para la sociedad balear”, afirmó Hazel Morgan, portavoz de la Alianza Mar Blava.

Por otra parte, la Alianza Mar Blava ha registrado sendos escritos oficiales dirigidos al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y a la Consellería d’Agricultura, Medi Ambient i Territori del Gobierno balear en los que solicita personarse en los expedientes abiertos por estos organismos en relación a los sondeos acústicos mediante cañones de aire comprimido, presuntamente realizados por Seabird Exploration, en abril de 2013 en aguas de Baleares, sin autorización, en plena época de migración de los rorcuales comunes. La Alianza ha solicitado copia de toda la documentación que conste en dichos expedientes.

La Alianza Mar Blava considera de extrema gravedad la realización de estos sondeos acústicos, que han podido tener un grave impacto en la fauna marina, además de que, al realizarse sin la preceptiva autorización, y por tanto sin la debida publicidad y notificación a las partes potencialmente afectadas, podían haber provocado daños a la salud pública.

Asimismo, la Alianza Mar Blava pide a estos organismos que le informen sobre qué acciones legales han emprendido o piensan emprender para depurar responsabilidades al respecto de los hechos referidos.

La existencia de estos expedientes ha sido reconocida por la portavoz del Gobierno balear y los máximos responsables de la Consellería d’Agricultura, Medi Ambient i Territori en recientes declaraciones públicas, tras la publicación por los medios de comunicación de un informe de julio de 2013 de la Dirección General de Medio Rural y Marino donde se reconocía expresamente la realización de esos sondeos acústicos ilegales.

Estos sondeos sísmicos son atribuidos por parte de la Consellería de Medio Ambiente a la compañía Seabird Exploration, la cual en 2011 solicitó autorización para llevar a cabo una campaña sísmica en áreas libres del golfo de León, frente a las costas de Cataluña y las Islas Baleares. En abril de 2013, dicho proyecto estaba inmerso en pleno procedimiento de evaluación de impacto ambiental, con lo que obviamente Seabird Exploration no podía contar con el permiso para realizar dichos sondeos sísmicos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.