Incautan más de 2.000 plantas de marihuana en Son Ferriol

Las continuas inspecciones que se realizan en las tiendas de venta de semillas de marihuana, dan sus frutos; este es el caso de un establecimiento ubicado en Son Ferriol, donde el pasado día 22 se localizó una sofisticada infraestructura para producir grandes cantidades de marihuana. Los agentes detectaron la posibilidad de que en el garaje que se halla sobre el local, pudieran estar cultivándose marihuana; el olor que emanaba la zona junto al ruido que la maquinaria necesaria para producir dichas cantidades, fueron indicios suficientes. Las posteriores vigilancias realizadas sobre el establecimiento lo acabaron atestiguando.

Así tras la inspección se llegó descubrir un garaje subterráneo de más de ochocientos metros cuadrados perteneciente a la finca, perfectamente camuflada mediante tabiquería de pladur y material aislante, con acceso a través de una falsa puerta disimulada en la pared. Tras ésta los investigadores descubrían una plantación de grandes dimensiones, que mediante un complejo sistema de riego e iluminación en el interior de una completa instalación compartimentada a través de distintas dependencias para el cultivo, crecimiento y tratamiento de la planta cánnabis sátiva, facilitaba su crecimiento y la obtención de distintas cosechas en mínimo tiempo.

En dicha plantación los agentes hallaron 70 lámparas halógenas para favorecer y facilitar el crecimiento, varias bombas y depósitos de agua, más de diez aparatos de aire acondicionado, higrómetros, termómetros, medidores de ph, fertilizantes, y todo el instrumental necesario para llevar a cabo la mencionada ilícita actividad, además de un total de 2.140 plantas, una parte de éstas en fase todavía de crecimiento.

Hay que hacer constar que todo el sistema eléctrico de dicha plantación, como por otra parte viene siendo habitual en estos casos, había sido conectado a la red eléctrica de manera ilegal, disponiendo de una avanzada instalación que contaba con temporizadores y mando a distancia para controlar el funcionamiento de la red eléctrica. A los 4 detenidos se les acusa de un presunto delito contra la salud pública y de otro por defraudación de energía eléctrica.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Baleares.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.